La exposición 'Listos para leer' hace una "radiografía" de la industria editorial española actual

Actualizado 24/05/2007 23:11:05 CET

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

La exposición 'Listos para leer' hace una radiografía de la industria editorial española actual, según manifestó hoy su comisario, Enric Satué. La muestra ofrece una colección de más de 400 libros editados en España entre los años 2000 y 2006, y podrá verse desde hoy hasta el 17 de junio en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

La muestra ofrece una aproximación a la industria editorial española actual, al tiempo que reivindica un reconocimiento al trabajo de los diseñadores gráficos. "Se puede apreciar una simbiosis entre diseño y empresa editorial", declaró la presidenta de la Sociedad Estatal para el Desarrollo del Diseño y la Innovación (DDI), María Callejón.

Satué ha elegido los libros que se exponen, para ofrecer un análisis sobre su diseño, de categorías tan diversas como literatura, ensayo, arte, infantil, libros de bolsillo y de arquitectura. Todas las obras se exponen en un escenario íntimo, que recrea el entorno taciturno de las librerías de antaño, diseñado por Jaime Hayon.

FUERZA DE LA ESPAÑOLIDAD

La muestra pone de manifiesto el interés que hay en el extranjero por el diseño español, ya que ha viajado por New York, Mexico, Sao Paulo y Buenos Aires. "Cuando uno diseña quiere que sea lo más internacional posible", destacó Satué, quien explicó también que "al ver un diseño español en el extranjero se despierta la fuerza de la españolidad".

"El diseño se pone al servicio de la comunicación", indicó el comisario al referirse a que los textos aprovechan el diseño para destacar sobre otros. "No se han seleccionado libros singulares", sino "ediciones con una coherencia estilística" entre título de obra y diseño.

LIBRO INMORTAL

"El libro es un objeto inmortal", destacó Satué al referirse a que, "con el paso del tiempo, el libro no ha cambiado nada". El comisario mostró su interés por fomentar el interés por el diseño de los textos, ya que "los hace más competitivos".

Además, Satué advirtió que en la exposición "los visitantes no podrán encontrar la última novedad en diseño", debido a que tuvo lugar en los años 20 y fue "la incorporación de la fotografía en las ediciones", dijo.