El AXA FC Barcelona, a un paso de la final tras asaltar el Olimpic

Actualizado 23/05/2008 2:15:22 CET
Reuters

BADALONA, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El AXA FC Barcelona sorprendió al DKV Joventut en el Olimpic de Badalona (90-93) y se colocó a un paso de disputar la final de la ACB 2008, gracias a un extraordinario partido de Acker e Ilyasova, que condujeron a los suyos hacia la victoria.

Tras una primera parte en la que todo parecía indicar que el DKV Joventut sellaría el triunfo en cuanto se lo propusiera, los azulgrana sorprendieron con una magnífica reacción tras el descanso que dio la vuelta al partido.

Catorce puntos de ventaja no fueron suficientes para derrotar a la Penya, que aún haría sufrir a los de Xavi Pascual hasta el final del partido. La seguridad en los tiros libres hizo el resto para que la gran sorpresa fuera posible.

Fueron los verdinegros quienes llevaron el peso en la primera mitad. La habitual presión exterior del DKV impedía al conjunto blaugrana jugar con comodidad cerca de la zona, por lo que los de Xavi Pascual se vieron obligados a apoyarse en exceso en los lanzamientos desde el perímetro.

Clave en este buen comienzo de partido fue la gran actuación de Jerome Moiso. El pívot galo brindó una demostración de intimidación en la pintura, ayudó a proteger en el rebote e hizo mucho daño en ataque a sus pares, permitiendo que la Penya mantuviera pequeñas ventajas en el electrónico.

Inmersos en una buena dinámica de partido, las alarmas se encendieron en el conjunto local cuando Fran Vázquez cayó sobre la pierna derecha de Rudy Fernández, pero ni el equipo notó su ausencia (gracias al buen hacer de los hombres de refresco), ni el percance del escolta mallorquín fue a más.

No en vano, el Joventut logró establecer la máxima renta sin su estrella sobre el parqué, y a su regreso a la cancha al inicio del segundo cuarto, Rudy anotó un triple en plena estirada verdinegra. Pero a pesar del esfuerzo de los de Aíto, el equipo azulgrana logró mantener la distancia, gracias en parte a un Ersan Ilyasova que se fue entonando conforme pasaban los minutos.

En la recta final de la primera parte, el DKV trató de marcharse en el luminoso una vez más con Rudy Fernández y Moiso a la cabeza (13 puntos cada uno antes del descanso), pero el oficio de los de Xavi Pascual impidió que el primer asalto de las semifinales quedara resuelto antes de tiempo.

Los barcelonistas salieron al tercer periodo tratando de cimentar su remontada en el buen momento de Mario Kasun. Dos acciones magistrales de Rudy Fernández frenaron en un primer momento la reacción, pero no el deseo del Barça por ganar el partido que inauguraba la serie.

Así, y gracias a un parcial de 0-6, el AXA FC Barcelona logró empatar el partido de la mano de Lakovic. En la siguiente jugada, una técnica señalada al 'cinco' de la Penya concedía al conjunto visitante hacerse con la iniciativa del partido por primera vez desde que lo lograran en el primer cuarto.

A pesar de la lesión de Roger Grimau, el Barcelona logró aguantar el tipo. Hombres como Acker o Lakovic se encargaron de mantener el excepcional ritmo anotador de los suyos, mientras los hombres de Aíto encontraban cada vez más trabas en su camino hacia el aro rival.

Al inicio del último cuarto, el DKV Joventut era presa de los nervios y la precipitación. El conjunto blaugrana, merced a una buena defensa y un mejor ataque, no dudó en aprovechar la circunstancia, y firmó un parcial de 0-11 que le permitió alcanzar la máxima renta (+14) que había obtenido cualquiera de los dos equipos hasta el momento.

La situación tan crítica obligó a los hombres de Aíto a gastar su último cartucho, subiendo aún más las líneas de presión y complicando en lo posible la salida de balón de la escuadra visitante. La medida dio resultados y los de Badalona consiguieron poner el partido en un puño.

La quinta falta personal de Mario Kasun revitalizó a un Moiso que había estado desaparecido en toda la segunda parte, mientras que Rudy Fernández se encargó de hacer el resto para colocar a los suyos a tan sólo un punto, pero la reacción llegó demasiado tarde.

La seguridad en los tiros libres de Alex Acker sentenció el encuentro para el AXA FC Barcelona. El equipo de Xavi Pascual podría cerrar su pase a la final (y, por tanto, su clasificación para la próxima Euroliga) en el partido del Palau Blaugrana del próximo sábado.