Baloncesto.- Madrid Espacios y Congresos dice que Estudiantes no jugará en el Madrid Arena

Actualizado 18/06/2008 22:43:14 CET

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Madrid Espacios y Congresos, Luis Blázquez, afirmó hoy que el Club Estudiantes SAD ha roto el contrato que existía entre ambas entidades para que el equipo de baloncesto pudiera jugar en el Madrid Arena, al no haber pagado las cuotas de servicios estipuladas, y aseguró que la temporada que viene el club no podrá utilizar las instalaciones.

En declaraciones a Europa Press, Blázquez explicó que "hay un contencioso en los tribunales" tanto sobre la cuestión de la ruptura, unilateral a juicio del Estudiantes, del contrato, como sobre la deuda de aproximadamente un millón de euros que el Club deportivo dice que Madrid Espacios y Congresos tiene con ellos en cuestión de 'Naming Rights' por el patrocinio de la empresa Telefónica a la instalación.

"Nosotros no podemos seguir cumpliendo el contrato, porque el Estudiantes no nos paga nada desde hace dos años, no sólo por el uso del suelo, que estaba entendido que no se iba a cobrar, sino por los servicios y la actividad", subrayó Blázquez. Según sus cuentas, el Estudiantes adeuda a la empresa pública unos 260.000 euros aproximadamente.

El presidente de Madrid Espacios y Congresos también recordó que el equipo tiene "un problema económico importante", y que la Agencia Tributaria ha llegado incluso a bloquearles cualquier cantidad que devenguen. "Tienen un embargo general", aclaró, lo que crea una "situación muy rara, porque por un lado están embargados y, por otro, tienen complicaciones en las titularidades propias y en sus juntas", lo que sumado a los malos resultados durante la última temporada ha impedido que el Estudiantes "mantenga una línea de fortaleza que le hubiera permitido al menos pagar los rendimientos normales".

INDEMNIZACIÓN

En esta situación, el Estudiantes ha planteado a Madrid Espacios y Congresos una indemnización para arreglar el problema. "Pero una empresa pública como es ésta no puede actuar según criterio, sino según documentos, y en el contrato no hay nada estipulado en ese sentido", señaló Blázquez.

Además, "una cosa es que, dentro de unos límites razonables, se pueda ayudar al Estudiantes, y otra es que se financie a una entidad que tiene intereses económicos privados", apostilló el presidente del organismo público, señalando que el Ayuntamiento "ya ayudó a la Fundación Estudiantes en su momento dándole una parcela".

"Nosotros ni siquiera somos lo mismo que el Ayuntamiento, somos una sociedad distinta sin relación en la gestión, y tenemos que responder ante unos créditos bancarios y un balance financiero, y además tenemos controles como cualquier empresa pública, y el Estudiantes está costando mucho dinero a los madrileños", concluyó.

Así las cosas, el Estudiantes "podrá pedir todos los daños y perjuicios que consideren necesarios, pero éste es un contrato de servicios y no pueden obligar a nadie a que ese servicio se les preste", según Blázquez, que reiteró que el club deportivo ha sido el primero en incumplir el contrato, lo que ha motivado su "vencimiento". En cualquier caso, Madrid Espacios y Congresos "aceptará cualquier cosa que digan los tribunales".

Ahora, a Blázquez le preocupa que "se intente involucrar a terceras personas con la venta de entradas y cosas por el estilo, porque sería un fraude ya que el Estudiantes tiene muy claro cómo están las cosas".

USAR LA CAJA MÁGICA

Por otra parte, y ante las afirmaciones del Club de que Madrid Espacios y Congresos les ha ofrecido la aún inacabada Caja Mágica para disputar la próxima temporada de liga ACB, Blázquez lo negó, aludiendo a que "la Caja Mágica --que será el centro especializado de tenis de Madrid-- se usará para eventos deportivos y, cuando esté acabado, cabrán muchas otras actividades".

"Pero insistimos en que quienes lo utilicen tendrán que pagar o tener una subvención, porque ese edificio tiene unos costos que hay que cubrir", matizó Blázquez.

Además, explicó que "cuando se adjudiquen los Juegos Olímpicos (en octubre de 2009), y si Madrid resulta ganadora para organizarlos en 2016, todas las instalaciones estarán a disposición de la organización". Mientras, para cubrir intereses y créditos, "la idea es especializar el Madrid Arena, con sus 14.000 localidades, en la organización de eventos musicales", explicó Blázquez.

Según él, "esto no significará privatizarlo, porque seguirá siendo propiedad municipal, sino adjudicar a un operador especializado en eventos musicales la gestión de la infraestructura, naturalmente por una cantidad importante". Así, se buscaría copiar el modelo del Palacio de los Deportes, propiedad de la Comunidad de Madrid, o el Palacio de Convenciones de Barcelona, "donde se ha hecho muy bien".