Actualizado 30/05/2008 02:15 CET

Baloncesto/Play-off.- Pascual: "Ha habido cierto bloqueo y nos hemos puesto nerviosos al ver que las cosas no salían"

BARCELONA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del FC Barcelona, Xavi Pascual, lamentaba la derrota de su equipo ante el TAU (64-75) en el primer partido de la serie final por el título de la ACB y aducía "falta de fuerza mental" y "equilibrio" en su equipo, que se había "bloqueado" en el segundo cuarto, donde se decidió el choque, a su juicio, en favor de los baskonistas gracias a un parcial de 11-24.

Pascual negó que hubiera euforia alrededor del equipo en la víspera del inicio de la eliminatoria y, por contra, que fue el propio partido el que les fue "poniendo nerviosos". "Hemos ido sufriendo pérdida de confianza y ansiedad al ver que las cosas que teníamos preparadas no nos salían bien", comentó.

"En los primeros minutos del segundo cuarto dejamos nuestra anotación y ellos aumentaron la suya. El partido se decidió y aunque buscamos alternativas, el TAU atacó bien y fue superior", explicaba un resignado Pascual, que reconoció que sus jugadores "no estuvieron cómodos y no encontraron el sitio".

Pascual, pese a la derrota, cree todavía en las posibilidades de su equipo porque "para ganar el título se necesitan tres triunfos y no uno". Aunque para ello es consciente de que "se tienen que mejorar los errores cometidos" y pidió "un poco más de aportación" de cada uno los miembros de su equipo.

Al técnico azulgrana le gustó el "carácter" demostrado por su equipo "para meterse en el partido durante el tercer cuarto". "Nos hemos puesto a cuatro puntos, pero un triple de Singleton y el posterior ataque en el que perdimos el balón hizo que desaprovecháramos la pequeña opción que teníamos de remontar el partido", explicó.

Pascual recordó que "perder siempre hace daño", pero que la diferencia entre un equipo grande y excelente es "saber levantarse" y que le había pedido a su equipo que fuera "excelente". Pese a ello comprobó cómo en ciertas fases del partido su equipo "bajó la cabeza" porque, entre otras cosas, los problemas en defensa "no nos han dejado atacar bien".

En referencia a Splitter, uno de los jugadores más determinantes del TAU en este partido, Pascual se resignó. "Cuando un jugador de esta calidad empieza el partido con sensaciones positivas y acierto luego ya es difícil cambiar esta dinámica. Hemos probado cosas, pero no hemos podido rebajar su acierto y peligro", subrayó.