Actualizado 30/05/2008 12:51 CET

Gasol, a la final de la NBA

Reuters

LOS ANGELES (ESTADOS UNIDOS), 30 May. (EUROPA PRESS) -

Los Angeles Lakers se sobrepusieron a un primer cuarto para olvidar y remontaron (100-92) frente a los Spurs de San Antonio para sellar su pase a la final de la NBA, gracias al acierto anotador de un Kobe Bryant que volvió a ser decisivo con 39 puntos, mientras que el español Pau Gasol batió su propio récord de rebotes, con 19.

El ala-pivot catalán, que no tuvo su mejor partido en ataque, al anotar sólo 12 puntos y firmar unos malos porcentajes de tiros de campo (5 de 15), especialmente en el primer cuarto con un 2/9 para olvidar), se fajó en la 'pintura' para capturar 19 rebotes, 9 de ellos ofensivos, además de colocar 4 tapones y entregar cinco pases de canasta.

Pau Gasol sigue haciendo historia desde su llegada a la franquicia angelina, ya que además de ser el primer español en disputar una final de Conferencia, será también el primero en luchar por el anillo de campeón de la NBA.

Sin embargo, todos los focos y el 'glamour' del Staples Center volvieron a ser para Kobe Bryant. El flamante 'MVP' de la temporada regular anotó 17 de sus 39 puntos en el último cuarto para tirar de su equipo en la segunda remontada de los de 'oro y púrpura' en la serie, tras la lograda en el encuentro inicial de la serie.

Bryant, que superó el 50 por ciento de acierto en tiros de campo (16/30), colaboró además con 3 rebotes, 3 asistencias y 2 robos para lograr darle la vuelta a un marcador que se había enquistado en el cuarto inicial. Y es que los Spurs, conscientes de que no había una segunda oportunidad, salieron a por todas con Tim Duncan (7 puntos) y Michael Finley (8) como baluartes.

Así, los tejanos se escaparon por 13 puntos al final del primer cuarto (28-15), una renta que se haría incluso mayor (alcanzó los 17) en el comienzo del segundo, merced al atasco ofensivo de los de Phil Jackson, que se vieron con un parcial de 20-3 en apenas nueve minutos.

Sin embargo, los Lakers no se fueron del partido, pese a ir a rebufo de su rival y, punto a punto, comenzaron a recortar la diferencia en el segundo y tercer cuarto para encarar los últimos 12 minutos de la eliminatoria ya por delante, aunque con un sólo punto de colchón, de nada sirvió en los de Gregg Popovich la aportación de dos suplentes de lujo como Brent Barry y Kurt Thomas, con once puntos cada uno.

En ese momento, los Spurs acusaron el enorme golpe moral de verse nuevamente por debajo en el electrónico y su juego bajó muchos enteros. Ni siquiera el 'triple-doble' (19 puntos, 15 rebotes y 10 asistencias) de Tim Duncan pudo servir para evitar la eliminación de los Spurs, que no encontraron antídoto con el que contrarrestar el enésimo recital de Bryant, que envía a su equipo directo a la final de la NBA, donde ya esperan al vencedor de la serie entre Celtics y Pistons (3-2).