Actualizado 13/06/2007 01:26 CET

El Real Madrid logra a lo grande su pase a la final de la ACB

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Real Madrid se impuso al DKV Joventut por 65-61 en el quinto y definitivo encuentro de las semifinales de los 'play-offs' que le otorga el pase a la final de la ACB, la tercera de la temporada tras la de Copa del Rey y ULEB, en un partido tremendamente igualado que impedirá a la 'penya' disputar la Euroliga en la próxima temporada.

Los de Joan Plaza, que se medirán al Winterthur FC Barcelona en la 'finalísima', se llevaron una eliminatoria de infarto, en el último cuarto, y merced a su excelente trabajo defensivo que anuló los principales baluartes de los verdinegros durante esta campaña. 'Rudy' trató de neutralizar la fortaleza local, pero no pudo con todo un conjunto, que hoy jugó como tal.

Así, el partido comenzó de forma frenética porque no podía hacerlo de otra forma, y con un Real Madrid estelar. La fluidez en el juego de los de Plaza recordó al comienzo de temporada y puso en liza un Palacio de Vistalegre que no cesó en su afán de llevar hasta los suyos a la final. Álex Múmbru, que siempre tiene ganas al DKV por su pasado verdinegro, logró encender la pasión del conjunto blanco que arrancó con un parcial brutal de 12-4.

Las defensas individuales no impidieron ver un encuentro prolijo en ataque, pero los merengues se desmelenaron por completo. El éxito que llevó al Madrid a ganar la Copa ULEB y a ser líder de la ACB durante más jornadas que ningún otro equipo se puso de manifiesto en los primeros minutos. Además, el comienzo del segundo asalto confirmó el buen hacer de los de casa.

Louis Bullock, que se había guardado toda su magia durante los cuatro partidos anteriores de la serie, la sacó ayer a relucir. El estadounidense pudo dejar a la 'penya' sin argumentos sobre cómo defenderle y Plaza no le quitó ni un instante (30-25) durante los dos primeros cuartos. Sin embargo, el empeño de los verdinegros, comandados por el veterano Elmer Bennett y un motivadísimo 'Rudy' Fernández apuraron el reloj para irse al descanso con un sólo punto de desventaja (33-32).

EMOCIONANTE FINAL DE PARTIDO

Camino del túnel de vestuarios fue cuando se encendió la mecha del tercer cuarto. Una serie de empujones entre los jugadores blancos y de la 'penya' obligaron a la policía a separarlos. La intensidad y el nerviosismo de ambos equipos se tradujo en precipitación al comienzo de la segunda parte. La igualdad, por tanto, siguió patente en Vistalegre a pesar del arranque de Raúl López, que logró siete puntos de bella factura (46-41, min.28).

Aún así, justo antes del último cuarto, los de Aíto García Reneses lograron irse con uno de ventaja (46-47, min.30). Las pérdidas de balón de los blancos y la inefectividad en los tiros desde la pintura posibilitaron el resurgir del DKV, que aprovechó su idilio con el perímetro para agarrarse a la liga ACB y a su oportunidad de jugar la Euroliga la próxima campaña, finalmente derrumbada.

Con el inicio del último periodo nada valió hasta ese momento por la igualdad del tanteador y los dos técnicos sacaron la artillería pesada. Gaines y 'Rudy' en el escuadrón de Badalona, y Bullock, Reyes y Smith del lado blanco. Éste último fue crucial en el desarrollo del encuentro con su marcaje sobre 'Rudy'. Dos tapones y sólo una canasta del mallorquín fueron su bagaje defensivo cuando estuvo en pista.

El punto y final lo puso cada ataque merengue, que, a causa del tempranero 'bonus' del DKV, finalizaba en tiros libres con acierto la mayor parte de sus jugadas. No obstante, 'Rudy', el mejor una vez más, clavó dos triples que contuvieron la respiración y la mirada de la grada madrileña, y que pusieron la emoción a un encuentro de gala, de película, en definitiva, un encuentro de 'play-off' que sirvió para aupar al Real Madrid a su tercera final de la temporada y al DKV para continuar negado en un quinto partido de 'play-off' a domicilio.