Balonmano/Europeo.- Crónica del Eslovenia - España: 33-39

Actualizado 02/02/2006 23:08:20 CET

España exhibe el mejor ataque del campeonato para vencer a Eslovenia y alcanzar las semifinales Los de Pastor rompieron en la segunda parte un partido dominado por el poder ofensivo de ambos equipos

BASILEA (SUIZA), 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La selección española cumplió hoy con su objetivo de entrar en semifinales del Europeo de Suiza como primera de grupo al derrotar a Eslovenia (33-39) en un partido de bajo nivel defensivo y en el que quedó patente que los hombres de Juan Carlos Pastor tienen el mejor ataque del campeonato.

La subcampeona de Europa no pudo frenar el demoledor ataque del campeón del mundo en un duelo de cañoneros en el que se impuso el mayor repertorio español, en el que confluyen los disparos lejanos de Alberto Entrerríos e Iker Romero con el trabajo desde la pintura de Rolando Uríos y la contundencia de Juanín García y Albert Rocas desde los extremos.

Ante este potencial, Eslovenia, a la que sólo le quedaba salvar su honor, opuso un juego desorganizado pero contundente por la gran calidad de sus jugadores. Cara a cara, las dos selecciones brindaron un partido en el que las defensas rayaron a un nivel muy inferior que los ataques.

El encuentro tuvo un comienzo trepidante debido a las enormes facilidades que ambos conjuntos dieron en defensa. De Eslovenia se espera que base su ataque en la inspiración de hombres como Renato Vugrinec o Siarhei Rutenka y que padezca ciertas lagunas atrás, pero de la selección campeona del mundo cabe esperar otros recursos ofensivos y una defensa seria. Pero los de Pastor se contagiaron de la anarquía disfrazada de talento de los balcánicos y se situaron en su mismo nivel en materia defensiva.

El resultado fue un festival de goles en una y otra portería del que salió vencedora España al término de los primeros treinta minutos gracias a la lección de lanzamiento que impartió Entrerríos, autor de seis tantos de siete lanzamientos en este periodo.

El jugador del Ciudad Real tomó el relevo de Albert Rocas en la faceta anotadora y cargó con una responsabilidad en la que también se implicaron Romero y Uríos, nuevamente letal en el puesto pivote. Diecinueve goles en la primera parte en un partido de segunda fase de un europeo es una buena cifra que se convierte en sensacional si va acompañada de una aceptable defensa.

Pero España no fue capaz de defender los lanzamientos desde los nueve metros de Rutenka, Uros Zorman y Luka Zvizej, lo que no le permitió adquirir una renta superior a los dos goles hasta los dos últimos minutos.

Fue entonces cuando una exclusión del letal Rutenka y dos paradas de David Barrufet concedieron a Romero y Rocas la posibilidad de disparar a su equipo en el marcador. No fallaron y el marcador se paró al descanso con un 16-19 engañoso que indicaba que aún quedaba mucho trabajo por hacer para conseguir el pase a semifinales.

ESPAÑA DINAMITO EL PARTIDO AL CONTRAGOLPE Y CON EL JUEGO DE URIOS.

El partido se desequilibró de forma definitiva en los primeros diez minutos de la segunda mitad, en los que España explotó dos jugadas ante la que Eslovenia no supo reaccionar. Primero corrió el contraataque, algo que apenas había hecho hasta entonces, y después supo encontrar en los seis metros a Uríos, al que nadie puede parar cuando se vale de toda su envergadura.

Con un parcial de 5-1 antes de cumplirse el minuto 40, los de Pastor elevaron al marcador el 22-28 para dejar el encuentro en un punto peligroso para Eslovenia y, de rebote, para los cientos de alemanes que estuvieron presentes en el pabellón Saint Jakobshalle, que veían cómo se esfumaban las posibilidades de su equipo de seguir vivo en el torneo.

Un vez que España logró esa importante renta de seis tantos, llegó el momento de sus extremos, Rocas y Juanín, que pusieron el colofón perfecto a un partido en el que se demostró que, pese a no defender como en el Mundial de Túnez, el equipo puede ganar a cualquiera a base de ataques de diferentes colores. Aún faltó por ver al potente Julio Fis, que tendrá que esperar su oportunidad.

El encuentro quedó finiquitado porque Eslovenia ya no quiso entrar en una batalla que no era la suya. Aguantó cuanto pudo pero cedió ante la fuerza incontenible de los Romero, Entrerríos, Uríos y compañía. Además, Rutenka, autor de nueve goles, bajó el nivel y delegó en sus compañeros, que nunca pudieron seguir su impresionante ritmo.

Esta victoria permite a España continuar como el único conjunto invicto en la competición y le otorga el pase a semifinales, pero deberá ajustar su sistema defensiva de cara a una semifinal en la que Dinamarca, que hoy venció a Rusia, intentará dar la sorpresa.

FICHA TECNICA.

--RESULTADO: ESLOVENIA, 33 - ESPAÑA, 39 (16-19, al descanso).

--EQUIPOS.

ESLOVENIA: Skof; Kozlina (-), Vugrinec (-), Kavticnik (4), Ostir (3), Zorman (5), Zvizej (3) --siete inicial-, Rutenka (9), Lubej (4), Backovic (-), Jovicic (4), Gajic (-), Pajovic (1) y Popdecan (p.s.).

ESPAÑA: Barrufet; Romero (6), Davis (-), Belaústegui (-), Uríos (8), Rocas (6), Entrerríos (8), Ortega (3) --siete inicial-- 'Juanín' García (3), Garabaya (2), 'Juancho' Pérez (1) y Rodríguez (2).

--PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 2-3, 6-6, 9-10, 13-13, 16-16, --descanso-- 20-22, 22-27, 25-31, 26-33, 29-36 y 33-39.

--ARBITROS: los austríacos Gerhard Eisinger y Christian Kaschutz. Amonestaron a los españoles Romero y Pérez, y a los eslovenos Vugrinec, Kozlina y Zorman. Excluyeron a los españoles Ortega, Romero, García, Pérez y Belaústegui, y a los eslovenos Lubej, Zorman, Rutenka, Ostir y Backovic, en dos ocasiones.

--PABELLON: Saint Jakobshalle. Cerca de 5.000 espectadores.