Actualizado 27/01/2013 19:57:15 +00:00 CET

Alberto Entrerríos y Albert Rocas repiten una experiencia de oro

Albert Rocas
MARKO DJURICA / REUTERS

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Alberto Entrerríos y Albert Rocas se han convertido en los únicos jugadores de la selección española de balonmano que han conseguido colgarse al cuello dos medallas doradas que les otorga la condición de bicampeones del mundo, al imponerse este domingo a Dinamarca (35-19) en la final del Mundial de España 2013 en el Palau Sant Jordi de Barcelona, reeditando así el triunfo de Túnez 2005.

Entrerríos y Rocas ya tenían experiencia para subirse a lo más alto del podio cuando, este domingo, recibieron el trofeo de campeones tras una soberbia actuación ante la 'temida' Dinamarca. Ellos ya habían probado las mieles de la gloria en 2005, en Túnez. Entonces, también se dio la sorpresa, venció la selección tapada, la menos favorita. Se derrotó con brillantez a la poderosa Croacia (40-34).

El ahora lateral del HBC Nantes, Alberto Entrerríos, en la anterior cita en las filas del BM Ciudad Real, marcó seis tantos en la final del torneo. Esta vez su aportación anotadora fue menor (3), pero no emborrona las 26 dianas que ha logrado en todo el torneo. Además, su actuación se ha visto recompensada al ser uno de los integrantes del 7 ideal del Mundial, junto a otro compañero de selección, Julen Aguinagalde.

Por su parte, el actual extremo del FC Barcelona Intersport Albert Rocas, se ha quedado en el dique seco en la final, aunque en el saco que porta a sus espaldas acumula 34 citas con las redes de los distintos guardameta que le han sufrido.

Podrían contar la misma historia otros dos jugadores de aquella mágica selección. Sin embargo, Raúl Entrerríos, hermano de Alberto, y José Javier Hombrados, ambos por lesión, se quedaron fuera. Se tendrán que conformar con haber vivido junto a la selección el éxito que le ha elevado de nuevo al trono mundial.