Actualizado 27/07/2007 20:16 CET

Ciclismo/Tour.- (Ampl.) Contador pierde tres segundos respecto a Evans y Casar se apunta la decimoctava etapa

ANGOULEME (FRANCIA), 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ciclista francés Sandy Casar (Française des Jeux) se adjudicó al sprint la decimoctava etapa del Tour de Francia que se caracterizó por la escapada de cuatro corredores que llegaron en solitario a la meta, sobre un recorrido de 211 kilómetros entre las localidades de Cahors y Angouleme.

Casar, que fue segundo en Marsella, chocó contra un perro cuando comenzó la fuga, pero fue capaz de continuar con los otros tres fugados, aunque herido y molesto en su pierna derecha. Sus tres acompañantes fueron Michael Boogerd (Rabobank), que intentó arrebatarle la victoria en los últimos 500 metros, Axel Merckx (T-Mobile Team) y Laurent Lefevre (Bouygues).

Este fue el primer día en que el español Alberto Contador (Discovery Channel) vistió con el maillot amarillo de líder tras la expulsión de Michael Rasmussen de la ronda francesa. El de Pinto perdió tres segundos respecto al australiano Cadel Evans (Predictor-Lotto), que podrían ser muy importantes de cara a la crono de mañana.

La etapa de hoy, muy tranquila, estuvo condicionada por la escapada de fondo de cuatro corredores compuesta por Michael Boogerd (Rabobank), Merckx (T-Mobile Team), Laurent Lefevre (Bouygues) y Sandy Casar (Des Jeux). Todos querían llevarse un premio antes de que finalizase el Tour y finalmente recayó en este último.

Por una parte, el holandés del Rabobank, que tanto trabajó en la alta montaña para Michael Rasmussen, quería darse una alegría y por otro lado, Merckx, el hijo de Eddy Merckx, el considerado ciclista más grande de todos los tiempos, no quiso quedarse de manos vacías en el año de su retirada.

Sin embargo, a falta de 2,5 kilómetros para la línea de meta, el francés Casar atacó de forma brutal para dejar atrás a sus tres compañeros de viaje. Por un momento dio la sensación de poder ser cazado por Boogerd, pero administró bien sus fuerzas para no ser rebasado en ningún momento. Los jueces incluso dijeron que les había 'picado' un segundo a los otros tres, como finalmente reflejó la clasificación.

Por su parte, en el pelotón, el Euskaltel tiró con fuerza para reducir al máximo la ventaja de los cuatro fugados puesto que su intención era mantener en el 'top ten' a Mikel Astarloza, que vio amenazado su puesto por la inclusión de Boogerd entre los valientes escapados.

El holandés, a 28 minutos del líder en la general, llegó a tener 18 de ventaja respecto al pelotón y sobre el líder, Contador. Sin embargo, cualquier amenaza era una auténtica quimera para un corredor que ha trabajado mucho durante este Tour. Finalmente recortó 8:33 sobre los favoritos.

Así, el Tour llega a su recta final y será mañana cuando llegue la última opción de asaltar el liderato. Contador, con 1:50 respecto a Evans, deberá poner los cinco sentidos para guardarse el maillot de líder, que le lleve, de forma directa, al cajón más alto del podio en los Campos Elíseos.