Publicado 20/05/2015 20:02:23 +02:00CET

Zakarin (Katusha) gana en el circuito de Imola bajo la lluvia, Contador sigue líder

Ilnur Zakarin gana en el Giro
DANIEL DAL ZENNARO

BARCELONA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El ciclista Ilnur Zakarin (Katusha) se ha impuesto este miércoles en la undécima etapa del Giro de Italia, transcurrida entre Forlì e Imola sobre 153 kilómetros, en una jornada pasada por agua con percance incluido para Rigoberto Urán (Etixx-Quick Step) sin consecuencias, y es que fue una etapa con aires de 'clásica' en un circuito final al que dieron tres vueltas con la meta en el trazado de Imola, donde Alberto Contador (Tinkoff-Saxo) logró retener la 'maglia rosa'.

Tras una larga fuga, que llegó a estar formada por trece corredores, Zakarin fue el más resistente. Ya en la 'mini clásica' que eran las tres vueltas al circuito final, de casi 15 kilómetros por vuelta y con el Tre Monti (puerto de 4ª categoría) como cota alta, decidió probar en solitario y dejó atrás a sus ilustres compañeros de fuga, como Intxausti (Movistar), que es el nuevo líder de la montaña, o Hesjedal (Cannondale).

El trabajo del pelotón para acabar con la fuga volvió a quedarse sin premio. Si este martes, en la décima etapa, ganó el fugado Boem (Bardiani), en esta undécima etapa fue Zakarin quien hizo buena la escapada. Pese a la lluvia constante, pese a luchar contra el resto de escapados y contra el gran grupo por detrás, mantuvo las diferencias por encima del minuto y fue lanzado hacia la línea de meta del circuito de velocidad de Imola para lograr su primer triunfo en el Giro.

Zakarin, de 25 años y cada vez con más peso dentro del Katusha, arrancó a tiempo para dejar atrás al resto es escapados, sobre todo a un Ryder Hesjedal que era el más peligroso y el mejor situado en la general, 21º a 6:06 del líder Contador. Y con tesón, el joven ruso ganador del Tour de Romandía de este año aguantó hasta el final y ganó el pulso a todos sus competidores. Sin entendimiento en la fuga, sin hambre en el pelotón, el premio fue para él.

Y, en el grupo de favoritos, el único en probar fortuna fue precisamente Contador. En la última subida al Tre Monti saltó y dejó clavado a Fabio Aru (Astana), que intentó seguirle sin éxito. No obstante, lo tardío del ataque y la suavidad de las rampas propició que siguiera al de Pinto el escudero de Aru, Dario Cataldo, junto a Lobato (Movistar), para acabar entrando todo el 'grupeto' y hacer los últimos kilómetros sin más ataques.

Pero no fue una etapa aburrida para nada. A los ataques de la fuga, a los constantes aspavientos de Hesjedal o de Intxausti para intentar que el resto de fugados colaborasen, sin éxito, y a ese intento de Contador se sumó el susto de Urán. Después de que el martes pinchara Richie Porte (Sky) y se dejara 47 segundos en meta, finalmente 2:47 minutos por la sanción recibida por aceptar la ayuda de Clarke (Orica) para cambiar la rueda con su compatriota, esta vez fue Urán el protagonista sin buscarlo.

Rigoberto Urán se cayó a 14 kilómetros de meta, en el penúltimo paso por meta. Perdió casi medio minuto con el pelotón de favoritos, pero se recuperó ayudado por la presencia de los coches de cola, cogiendo su estela, y con un buen esfuerzo individual que le metió de nuevo en el grupo, evitando que se dejara segundos y manteniendo vivas sus opciones.

A unos dos kilómetros de meta saltó del grupo de los favoritos el belga Philippe Gilbert (BMC), quien tuvo a su equipo trabajando buena parte de la etapa. Consciente de que el triunfo parcial se le había escapado, intentó premiar ese trabajo con un agónico intento final que le sirvió únicamente para ser noveno.

De cara a este jueves, la duodécima etapa partirá de Imola y llegará al Monte Berico (Vicenza) tras 190 kilómetros. Como esta undécima jornada, presenta un trazado de media montaña en la parte final de la misma, con tres puertos de montaña y el último de ellos, el Monte Berico de 4ª categoría, como segundo final en alto de esta ronda italiana, pero nada comparado con lo que viene por delante.

Para leer más