Aguirre: "Mañana tenemos un partido igualado, esperemos tener la misma fortuna del año pasado"

Actualizado 29/09/2007 21:49:57 CET

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

Javier Aguirre, entrenador del Atlético de Madrid, compareció esta mañana en rueda de prensa después del último entrenamiento antes del desplazamiento de su equipo a Pamplona, donde su equipo se enfrentará en "un partido difícil e igualado" a Osasuna, esperando tener "la misma fortuna del año pasado", cuando el Atlético ganó los dos partidos.

Aguirre pronosticó un encuentro con "mucha lucha, disputa y pocos goles" ante un equipo renovado. "Osasuna es un equipo fuerte que ha cambiado, se ha marchado gente que llevaba mucho tiempo y ahora están haciendo otro grupo humano. En el equipo se nota la mano de Cuco (Ziganda), pero buscaremos la manera de ganarlos", afirmó.

El mexicano espera que su equipo tenga "la misma fortuna del año pasado" y para ello espera contar con el trabajo de Forlán y Agüero, en muy buena forma en las últimas jornadas. "Están formando una buena pareja. Creo que ellos son dos jugadores que encajan bien los elogios y las críticas. Tienen los pies en el suelo y creo que están muy tranquilos", comentó.

Sin embargo, el éxito del equipo reside para él en la mutua confianza entre las distintas partes del club. "Lo importante es que los jugadores tienen confianza en sí mismos y que el cuerpo técnico tiene confianza también en sí mismos y en ellos. Podemos ganar o perder, pero la actitud ha cambiado".

De esta forma, el 'Vasco' espera continuar la buena racha del equipo, recuperado ya del mal comienzo de su plantilla. "Ahora estamos mejor porque hemos tenido los resultados a favor y no queríamos descolgarnos de los puestos de arriba. Los seis puntos que logramos vienen muy bien, pero otros tres vendrían mejor", sentenció.

A pesar de ello, quiere mantener la calma y pensar partido a partido ya que no le "gusta hacer cuentas". Sin embargo, sí dejó claro que "sería muy bueno estar entre los cuatro primeros después del partido ante el Barcelona. Es difícil, pero no imposible", sentenció.