Actualizado 08/01/2007 16:00 CET

Calderón y Mijatovic se reúnen con Capello en Valdebebas para analizar la situación de la plantilla

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Real Madrid, Ramón Calderón, acompañado por el director deportivo de la entidad, Pedja Mijatovic, y su ayudante Franco Baldini, acudieron hoy a Valdebebas para reunirse con el técnico Fabio Capello y analizar la situación del equipo.

La derrota cosechada en Riazor (2-0) ha sido un varapalo importante en el estreno de 2007, y desde el club se buscan soluciones, ya que los nuevos refuerzos no han podido servir como revulsivo.

El equipo acabó el año de la peor manera posible con una derrota (0-3) ante el Recreativo y abroncado por su público, y el estreno no ha podido ser peor, dando una imagen lamentable, de equipo sin rumbo, y demostrando que de nada han servido los nuevos fichajes.

Tras el entrenamiento no hubo declaraciones públicas, aunque no hay duda de la preocupación, y de que Capello, que ni ayer ni hoy habló apenas con sus jugadores, debe estar esperando el momento oportuno para la esperada charla.

El día indicado podría ser mañana, cuando el equipo comenzará a preparar el duelo de la Copa del Rey del jueves ante el Betis en el Ruiz del Lopera, ya que el entrenamiento de hoy fue netamente de recuperación para los titulares y de mayor trabajo para el resto, pero dirigido por los ayudantes ya que el italiano estaba en la reunión.

GUTI Y ROBERTO CARLOS NO SE ENTRENARON

No saltaron al césped Sergio Ramos y Emerson además, de Cannavaro, que está en Roma para un recepción a los campeones del mundo, y Guti. El canterano tuvo que retirarse ayer al principio del choque por un esguince en el tobillo derecho y esta tarde se le harán pruebas para confirmar el alcance exacto de la lesión.

Tampoco se entrenó Roberto Carlos, que se recupera de la contusión con hematoma en el cuadriceps derecho que le obligó a perderse el partido de ayer y posiblemente le dejará fuera del duelo del jueves, lo mismo que a Guti.

El resto realizó una sesión física y de trabajo con balón, a la espera de los entrenamientos de mañana y el miércoles, tras los que el técnico decidirá a qué futbolistas da descanso para el duelo copero.