Un exempleado del Olympique de Marsella desvela la compra de partidos e intoxicación de rivales en los noventa

Publicado 03/03/2019 16:18:09CET

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un excolaborador del expresidente del Olympique de Marsella Bernard Tapie, Marc Fratani, ha revelado que el club francés participó en la compra de partidos durante los años noventa y que incluso administró psicotrópicos a jugadores rivales.

"Una vez participé en la compra de un árbitro, fue para un partido contra el Paris Saint-Germain en París, y el día después del encuentro fui a ponerlo -el dinero- en un lugar discreto que había sido acordado", señaló Fratani en una entrevista publicada este domingo por el periódico francés Le Monde.

En este sentido, explicó que Tapie estableció junto al entonces director deportivo del club, Jean-Pierre Bernès, "una empresa de corrupción" que se mantuvo durante cuatro temporadas; según Fratani, ambos realizaban facturas falsas por las que se desviaban entre 5 y 6 millones de francos cada temporada para comprar encuentros.

"La corrupción no era intensiva, no fue para comprar todos los partidos. Yo les cubrí y participé", indicó. Tapie, empresario y mandatario deportivo, fue además diputado entre 1989 y 1996 y eurodiputado entre 1994 y 1997

Fratani confirmó además el amaño del famoso partido del Marsella ante el Valenciennes en 1993; Tapie compró al rival para garantizar que no se lesionase ningún jugador a pocos días de disputar la final de la Liga de Campeones, que el cuadro galo ganó ante el AC Milan. Aquello supuso la retirada del título de liga y el descenso administrativo del equipo, pero no se le quitó el trofeo continental.

"Tapie siempre ha declarado que fue condenado injustamente, pero yo estaba allí y no estaba solo el día en que pidió que se le diesen 250.000 francos a Bernès antes de ir a Valenciennes. Tapie fue el patrocinador del acto de corrupción", subrayó.

También afirmó que Bernès le había confesado que durante la década de los noventa le habían robado dos títulos al Mónaco de Arsène Wenger; el propio entrenador insinuó la compra de rivales, pero los hechos nunca pudieron ser probados.

Además, Fratani describió la manera de proceder de Tapie para intoxicar a sus adversarios. "El rival también fue desestabilizado con el uso de psicotrópicos: Haldol, un anestésico. Con jeringuillas de aguja ultrafina, el producto se inyectó en botellas de plástico", explicó.

Contador