Fútbol/Copa.- Albelda: "Me siento estafado porque Megía Dávila ha hecho un arbitraje premeditado"

Actualizado 02/02/2006 1:24:21 CET

"Le he dicho que no podía pagar el monedazo con nosotros"

VALENCIA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El capitán del Valencia David Albelda, autor de la acción sobre el delantero del Deportivo Senel que el árbitro señaló como penalti, declaró sentirse "estafado" y acusó al colegiado de hacer "un arbitraje premeditado".

Albelda está convencido de que no fue penalti. "No me hace falta ver la jugada en la televisión y se lo he dicho enseguida. Me da la sensación que ha esperado a la mínima para pitar", aseguró. "Le he dicho que no podía pagar el monedazo con nosotros", desveló.

El centrocampista cree que el arbitraje había sido "terrible". "Te sientes con una impotencia total", agregó. Albelda indicó que es "triste que los protagonistas sean los árbitros y luego los consejeros y presidentes". El jugador considera que "los protagonistas son los futbolistas, pero esto es un circo y y parece que a todo el mundo le gusta salir en la televisión", dijo.

El capitán repitió sentirse "estafado en el trabajo". "No teníamos culpa de nada y no podía pargar el monedazo con nosotros, porque los jugadores estamos en contra de eso", explicó. "El me ha dicho que tampoco tenía culpa del monedazo", desveló.

Albelda cree que lo que ocurrió hoy con el arbitraje fue "el colmo de los colmos". El equipo afrontó el partido con la intención de "vaciarse, pero contra elementos exteriores poco se puede hacer". "El Dépor no tiene ninguna culpa en esto, pero la del árbitro es una actuación premeditada", destacó.

El jugador es consciente de que el Valencia tiene que ir a jugar a La Coruña el sábado. "No espero nada a favor ni en contra para el sábado y que se pite lo que se vea", señaló. Albelda dijo que su relación como capitán "con la mayoría de los árbitros es fenomenal y eso que me amonestan cada dos por tres", comentó entre risas.

Albelda quiso dejar claro que hizo estas manifestación "tranquilo" y después de haberse "duchado con agua fría". De todas formas espera "olvidar esto mañana porque ya no vale la pena y pensar en el fútbol y en la Liga donde hay que cumplir objetivos". Lo que sí tiene claro como jugador es que no quiere cruzarse con Megía Dávila, "que en el fondo será buen árbitro, pero hoy no se puede venir con esa actitud".