Actualizado 21/05/2007 20:41 CET

Fútbol.- El Mallorca sólo ha ganado en tres de sus 20 visitas a San Mamés

BILBAO, 21 May. (EUROPA PRESS) -

El Athletic Club afronta este domingo ante el Real Mallorca un partido vital para sus aspiraciones de permanencia, y lo hace con las estadísticas históricas claramente a favor, ya que el conjunto bermellón sólo ha sido capaz de ganar en tres de sus 20 visitas al Estadio de San Mamés.

Al igual que Son Moix es un campo maldito para el Athletic, como lo fue el viejo Lluís Sitjar (sólo ha ganado cinco veces en terreno balear), La Catedral es un feudo casi prohibido para el Mallorca.

El conjunto bilbaíno ha logrado imponerse en su campo a los mallorquines en 14 ocasiones, y sólo tres choques finalizaron con empate, el último de ellos la temporada pasada (1-1). Memorables fueron los dos contundentes triunfos por 4-0 que los 'leones' lograron en las temporada 2003/2004 y 2004/2005, ambos a las órdenes de Ernesto Valverde.

Esas dos goleadas son reflejo del balance positivo del Athletic en el capítulo global de tantos marcados al Mallorca en San Mamés, 43, frente a los 14 que ha recibido.

El Mallorca se llevó la victoria de San Mamés en las campañas 2001/2002 (0-1), y 2002/2003 (0-2). Son los triunfos más recientes del conjunto bermellón, que no ganaba en Bilbao desde su estreno en la Primera División, allá por la temporada 1960/1961, en la que se impuso por 1-2.

La temporada pasada, Athletic y Mallorca llegaban al duelo (jornada 32) en idénticas circunstancias y con un objetivo común, alejarse de los puestos de descenso y apuntalar la permanencia. Los rojiblancos eran decimoterceros, con 34 puntos, dos más que los mallorquines, que ocupaban la posición inmediatamente superior a la zona abisal de la clasificación que encabezaba la Real Sociedad (31 puntos).

En la presente campaña, la situación es igualmente delicada para el Athletic, con el agravante de que sólo restan tres jornadas para el final y encara la visita del conjunto que dirige Gregorio Manzano con sólo un punto por encima de los puestos de descenso tras su derrota en Zaragoza.

Bien distinta es la situación del Mallorca, que ha cuajado una excelente temporada. Sin embargo, su derrota ante el Valencia le aparta definitivamente de la lucha por la UEFA y le deja sin un objetivo claro de aquí hasta el final, salvo el de ser juez de una Liga emocionante por arriba y por abajo.