Actualizado 13/03/2007 22:03 CET

Fútbol.- Motta pide "perdón" en su vuelta a los entrenamientos: "He fallado a mucha gente, pero quiero cambiar"

El jugador atribuye sus problemas a "un momento de debilidad", pero niega que sea "un vividor"

BARCELONA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El centrocampista Thiago Motta se reincorporó hoy por la tarde a la disciplina del FC Barcelona, después de que el pasado jueves se ausentase en el entrenamiento sin permiso del club alegando unos problemas personales, lo que llevó al técnico Frank Rijkaard a darle unos días de descanso para que reflexionase, y pidió "perdón" por su comportamiento, el cual atribuyó a un "momento de debilidad".

Motta, que lleva cuatro partidos sin ser convocado y cinco sin jugar, desde la derrota ante el Liverpool en el Camp Nou, no concretó los motivos de su ausencia en el entrenamiento del jueves, cuando el club hizo público que estaba ilocalizable y que no fue posible contactar con él hasta después de la sesión, aunque explicó que ha sufrido un bajón de confianza y que asume sus "errores", pero también negó que sea "un vividor".

"He pasado un momento de debilidad, y por eso he fallado a mucha gente y quiero pedir perdón a los socios, a los aficionados, a mis compañeros, que siempre me han apoyado, y sobre todo a mi entrenador porque nunca me ha fallado, siempre ha estado a mi lado. Creo que todos hemos cometido errores y yo el primero, pero uno debe ser hombre y pedir disculpas", explicó el jugador ítalo-brasileño.

Motta compareció en la sala de prensa, donde siguieron sus explicaciones el capitán, Carles Puyol, y el delegado del equipo, Carles Naval, para disculparse y también para pedir a sus compañeros que le sigan apoyando "y que tengan paciencia conmigo porque voy a seguir trabajando muy duro para demostrar que puedo estar en este equipo muchos años". "Quiero cambiar y trabajar más fuerte que antes para continuar aquí muchos años", dijo.

ADMITE SU FALTA DE SINTONIA CON BEGIRISTAIN

Ahora, se propone "no volver a caer en el mismo error", convencido de tener "potencial y calidad suficiente" para poder jugar en el Barcelona, aunque consciente de las dudas acerca de su continuidad y pese a reconocer que no tiene "mucho 'feeling'" con el secretario técnico, Txiki Begiristain. "Nunca he tenido mucho contacto con Txiki ni he hablado mucho con él, nunca he tenido mucho 'feeling' con él, pero con el apoyo del entrenador tengo suficiente y estoy más con el entrenador", afirmó.

El jugador, por otra parte, expresó su malestar cuando le preguntaron por la actuación del club el pasado jueves, cuando comunicó a la prensa que Motta estaba ilocalizable. "Yo siempre he dado todo por este club y algunas veces se ha dejado entrever que soy un vividor, como si estuviera aquí cobrando sin hacer nada, y eso no lo puedo permitir porque siempre he trabajado duro. Puedo jugar bien o mal, pero yo he dado todo para ganar", subrayó.

Motta también asume que quizá con otros jugadores de mayor peso no habría ocurrido lo mismo. "Eso es normal en cualquier empresa", dijo, cuando le preguntaron si otros jugadores más mediáticos habrían recibido el mismo trato, para luego añadir que "a veces se critica más a unos que a otros, aunque es algo normal en el fútbol y hay que aceptarlo". En todo caso, asumió tener la "culpa" de todos sus problemas, tanto dentro como fuera del campo.

"Yo soy responsable de todo lo que me ha pasado", comentó. "Al principio de la temporada estaba bien, jugando, y después vinieron malos resultados cuando yo ya no estaba jugando con normalidad y asumo que no lo estaba haciendo bien, y lo cierto es que no he jugado muchos partidos seguidos por mi culpa", prosiguió. Sus problemas no han sido "cosa de un día, sino de muchos", explicó Motta, que aseguró que ahora ha vuelto "con energía".

Sin embargo, también reconoció haber dudado de sus cualidades para ser jugador del Barcelona. "Cuando uno no juega, quiere demostrarlo y no puede, uno puede sentirse débil y pasar un momento en el que te sientes mal y piensas que a lo mejor no sirves. Esa fue la mayor razón de no venir a trabajar y por eso pido disculpas", dijo, durante una rueda de prensa ofrecida tras el entrenamiento del Barcelona.

La vuelta de Motta fue la gran novedad del entrenamiento del Barcelona, en el que no participaron los cuatro jugadores que debían participar en el partido que hoy enfrenta al Manchester United con un combinado de jugadores para conmemorar el 50 aniversario de la firma del Tratado de Roma. En un principio, estaba prevista la participación de Ronaldinho de Assis, Carles Puyol, Lilian Thuram y Gianluca Zambrotta.

Sin embargo, finalmente sólo el italiano Zambrotta ha viajado a Inglaterra. Ronaldinho, Puyol y Thuram, con diversas molestias según la información facilitada por el club, realizaron una sesión de recuperación en el Camp Nou al margen del resto de la plantilla barcelonista, que volverá a entrenarse mañana por la mañana para empezar a preparar el partido del próximo sábado en el campo del Recreativo de Huelva.