Actualizado 21/08/2007 18:55 CET

Fútbol.- La plantilla del RCD Espanyol se somete mañana a unas pruebas para descartar otro caso de hepatitis

BARCELONA, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

Todos los miembros de la plantilla del RCD Espanyol, jugadores y técnicos, se someterán mañana a unas pruebas analíticas para descartar que exista otro caso de hepatitis, enfermedad que padece el defensa David García, que estará entre dos y tres meses sin jugar.

El riesgo de contagio es mínimo y no se espera ningún otro caso, por lo que se trata de una medida de "precaución", explicó hoy el médico del primer equipo españolista, el doctor Miquel Cervera, que quiso aclarar que "no es una epidemia ni nada por el estilo".

Cervera explicó que David García padece una hepatitis A, "la menos grave de todas", y que pudo ser debido a la comida de marisco en mal estado, seguramente en uno de los días entre el periodo de pretemporada en Peralada (Girona) y la gira por el Reino Unido.

De todos modos, admitió que por ahora no ha sido posible precisar con exactitud cómo y cuándo se contagió, aunque apuntó que García pudo incubar la enfermedad estando con el grupo, pero que "incluso así, existen unos riesgos mínimos para el resto de compañeros".

El médico del Espanyol también manifestó que el defensa, que estará entre dos y tres meses sin jugar, necesita "descanso y mucha paciencia" durante la recuperación y dio por seguro que tendrá "una curación total y sin secuelas de ningún tipo".

Asimismo, explicó que el periodo de inactividad dependerá de sus niveles de transaminasas y que, una vez superada esta fase, podrá entrenarse, aunque entonces necesitará de un trabajo específico para recuperarse. "Será como volver a hacer una pretemporada", apuntó.