Fútbol/Primera.- (Cro) El Barcelona sucumbe ante el Espanyol y el Valencia golea al Levante para auparse a 'Champions'

Actualizado 14/01/2007 1:16:14 CET

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Barcelona perdió la oportunidad de alcanzar el liderato provisional de la Primera División tras su derrota ante el Espanyol (3-1) en un derbi que tuvo un parte para cada uno, mientras que en Mestalla, el Valencia se situó en puestos de 'Champions' tras ganar 3-0 al Levante.

En el choque de Montjuic, el Barcelona empezó con soltura, desparpajo y toque de balón como ningún equipo de la Liga española es capaz. Los de Rijkaard fueron superiores en los primeros compases. Ronaldinho, que volvió a jugar tras el parón navideño, estrelló el esférico en el larguero españolista tras una falta al borde del área (min.11).

Iniesta se encargó de triangular en la frontal local para crear peligro y dar pases a Gudjonhsen, que fueron desaprovechados por el islandés. Entre ellas, un espectacular pase de vaselina de 'Ronie' que le dejó mano a mano contra Kameni (min.21).

Fue entonces cuando Valverde, que sufría en el banquillo, incitó a los suyos para ir más arriba y para que los balones pasaran por sus hombres más peligrosos. De la Peña tomó las riendas, primero con un pase de 40 metros a Rufete, que falló el ex valencianista (min.30) cuando todo Montjuic cantaba gol; y segundo, enhebrando una jugada de libro que aprovechó Tamudo para caracolear a Puyol y dar en bandeja a Luis García el 1-0.

El Barça, poseedor absoluto del balón hasta entonces, siguió dormido y los blanquiazules no lo dejaron pasar. Se volcaron sobre la meta de Valdés para seguir siendo dueños del choque. La segunda parte fue toda del Espanyol y las ocasiones racayeron de su lado.

Tamudo, Luis García y un insistente Rufete monopolizaron los tiros a puerta ante la inoperancia de la defensa blaugrana. A pesar de este dominio, la entrada del 'pibito' Saviola dio nuevas esperanzas a los culés. El ariete argentino machacó la única oportunidad que tuvo de fuerte disparo (min.60) y empató la contienda.

Sin embargo, la reacción del Espanyol fue rápida. El capitán Tamudo cabeceó con acierto un buen pase de Sergio Sánchez y el Barça quedó 'tocado' y a merced de la 'contra' españolista. Los de Valverde perdonaron innumerables ocasiones para sentenciar, lo que no hicieron hasta el final por parte de Rufete.

EL VALENCIA CONFIRMA SU BUEN MOMENTO.

Por otro lado, el Valencia se impuso al Levante (3-0) en un choque donde los de Quique Sánchez Flores consiguieron los tres puntos merced a su incisión sobre la meta granota, la velocidad en los últimos metros y a los goles de Hugo Viana (min.51), Fernando Morientes (min.55) y Fabian Ayala (min.80).

El derbi comenzó sin muchas ocasiones y con un juego poco fluido, que facilitó que los de casa aguantaran sin encajar un gol durante la primera mitad. El peligro lo llevó en sus botas Morientes, pero el de Sonseca perdonó sólo ante Molina en lo que pudo ser el primero del partido (min.20).

A partir de ahí, el Valencia con todas sus cartas sobre la mesa, esperó a su momento y el Levante, muy amilanado, aguantó para que los minutos pasaran, logrando como 'premio' llegar al descanso con las tablas en el marcador. Sin embargo, en la segunda mitad cambió el decorado. El conjunto 'ché' se volcó sobre el área del Levante en busca de la victoria, la que empezó a certificar desde muy temprano.

Hugo Viana, desde fuera del área, pegó al balón con la derecha fuerte y muy colocada, a la base del poste izquierdo de Molina, que pese a su estirada, no pudo hacer nada. El gol afectó a un Levante, que sin tiempo para reaccionar recibió el segundo después de que Morientes, al aprovechar un mal disparo de Silva.

El partido se acabó ahí. El Levante así lo había permitido y deambuló por Mestalla esperando a que el árbitro pitara el final del choque. Antes hubo tiempo para más y Ayala, de cabeza (min.80), marcó el 3-0 definitivo y reivindicó su continuidad en el Valencia.