Actualizado 04/05/2007 17:42 CET

Fútbol.- Quique Sánchez Flores esperar dar un "asalto importante" a la Liga frente al Deportivo

VALENCIA, 4 May. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del Valencia, Quique Sánchez Flores, confía en derrotar mañana al Deportivo en Riazor y dar un "asalto importante" a la Liga, puesto que confía en el tropiezo de alguno de sus rivales directos por los primeros puestos en una jornada en que habrá un enfrentamiento entre Real Madrid y Sevilla.

Y es que el preparador madrileño considera que, en esta jornada, los equipos de arriba tendrán compromisos más complicados que la pasada semana. "Nosotros vamos a hacer bien nuestro trabajo y a sacar los puntos. Esta jornada tiene más expectativas, porque se enfrentan Real Madrid y Sevilla y los rivales de Atlético, Zaragoza y Barcelona son distintos", manifestó.

"La semana pasada, con todos los respetos, teníamos pocas ilusiones, pero en ésta esperamos un asalto más importante si cabe", agregó.

Quique Sánchez confía en "cuidar los pequeños detalles" que han hecho del Valencia un equipo fiable en Mestalla y muy irregular a domicilio. "En casa encajamos la mitad de goles, es fuera donde se nos está yendo el agua", explicó el técnico.

Además, el valencianista apuntó los motivos por los que los equipos rinden mejor como locales. "No hay una sola causa. Los equipos cada vez se hacen más a la idea de amarrar como sea los puntos en casa. Fuera, la responsabilidad de los futbolistas queda un poco en el aire", argumentó el entrenador.

"A nosotros nos gusta tener un equilibrio. En Mestalla estamos muy por encima de la media y fuera queremos conseguir algo medianamente normal", prosiguió.

En cuanto al Deportivo, valoró los pros y los contras de la juventud de su plantilla. "Es un equipo muy joven, con todo lo que conlleva la juventud. Son muy arriesgados, valientes y físicos, pero también con ciertas debilidades. Tiene dificultades para hacer gol. Andan revitalizándose y recomponiéndose, pero tiene mucho mérito la labor de Caparrós", aseguró.

El técnico no quiso explayarse demasiado sobre Javier Arizmendi, delantero pretendido por el Valencia para la próxima temporada. "Yo bajo la cabeza y me dirijo a mi grupo. No me interesa ningún jugador que no nos pueda aportar nada de aquí a final de temporada, me interesa lo que manejo", indicó Quique Sánchez al que, sin embargo, sí que le parece "una buena referencia para su equipo" el joven atacante.

Las posibles marchas tampoco le preocupan demasiado al madrileño, en el caso de Villa, por el que el Chelsea podría pagar, supuestamente, 70 millones de euros. "El debate es muy atractivo, pero ni me ocupa ni me distrae. Villa conoce mi posición desde hace tres días, se lo he dejado muy claro. A final de temporada puede que diga algo públicamente, pero él ya sabe lo que opino", señaló Quique, que no se ve cuestionado por Juan Soler.

"La figura del presidente no es fácil, es una persona acosada. Yo soy de los que van de frente: oigo y archivo lo que me dicen. Siempre he tenido con el presidente una buena relación y un tono de claridad importante", terminó.