Actualizado 12/06/2007 17:13 CET

Fútbol.- Raúl: "El domingo hay que pensar, ser prudentes y humildes porque quedan 90 minutos"

"Ojalá empecemos un ciclo nuevo de mucha alegría, victorias y títulos, que son lo más importante"

Confía en la continuidad de Capello

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El delantero y capitán del Real Madrid, Raúl González Blanco, se mostró cauto y prefiere apartar la euforia vivida el sábado en La Romareda para centrarse en el triunfo el domingo ante un Mallorca, que ya les ha dado "algún disgusto" en el Bernabéu.

"Todas las Ligas son especiales, pero ésta, tras un año que no ha sido fácil y donde hubo complicaciones, nos dará mucha alegría y también porque llevamos tres años sin ganar nada. El domingo hay que pensar en ser prudentes y humildes porque quedan 90 minutos. Ojalá podamos celebrarlo con todos nuestros aficionados", deseó.

El capitán blanco apela, de esta forma, a ganar al Mallorca y elude hablar de las primas a terceros. "Las primas es un tema del que nunca hablo y lo más importante es ganar en Mallorca porque vendrán con ganas de ganar porque son profesionales y se juegan su prestigio", dijo.

Sin embargo, es consciente de que su equipo "tiene un mayor estímulo": "Nos jugamos el campeonato en casa y lo demás no nos preocupa ni las primas ni los comentarios. El esfuerzo lo tenemos que hacer dentro del terreno de juego, desde el respeto porque será un partido complicado. Tenemos todo a nuestro alcance, pero hasta que no ganemos no seremos campeones".

Raúl, por otro lado, no olvida los "momentos de tensión" que vivieron el sábado en La Romareda. "En menos de un minuto pasamos de la tristeza a la gran alegría porque terminábamos como líderes", señaló, al tiempo que reconoció que "cuando estás fuera se sufre muchísimo más".

De lo vivido sobre el césped de La Romareda, cuando jugadores y presidente celebraron como si hubieran ganado la Liga, fue cauto. "Hubo euforia y se tiene que estar en nuestra piel para vivirlo. También viajaron muchos madridistas y les quisimos agradecer el apoyo porque esa alegría era un paso más al título, sabiendo que faltaba una semana y un partido muy importante", explicó.

Por eso prefiere no pronunciarse en la actitud del presidente. "En estos momentos pensamos sólo en el Mallorca. Ya todo el mundo ha dado sus explicaciones y fue un momento de alegría, de euforia, pero queda una semana de trabajo y dimos un paso hacía adelante, pero no el definitivo", reiteró.

Y es que el Mallorca no será un rival fácil de vencer. "Ya nos ha dado algún disgusto en el Bernabéu", advirtió. "Es un equipo que no se juega nada y no nos van a regalar el partido. Será complicado y son peligrosos, sobre todo a la contra y por eso habrá que hacer un partido serio y esperar que ese apoyo de la gente, que no llegue esa ansiedad mala en un día donde todo puede ser bonito", afirmó.

Lo que sí tiene claro el capitán blanco es el "cambio" que ha dado su equipo y que les ha permitido luchar hasta el final por el título liguero. "En los últimos meses el equipo ha pegado un cambio y se ha notado. Esperamos que sea un punto de partida o si no, al menos se habrán recuperado valores que no se veían desde hace mucho tiempo, esa unión entre todos y que sea el punto de partida para las próximas temporada y marcar un ciclo. Ojalá que sea con el título y sea un ciclo de mucha alegría, victorias y títulos, que son lo más importante", deseó el madridista.

Por otro lado, Raúl no ocultó su deseo de que Fabio Capello siga al frente del equipo la próxima temporada. "Capello es el entrenador del Real Madrid y aún le quedan dos años más. Queremos ganar con él y seguramente Capello continuará", recalcó.

Cuestionado por la Liga, el ariete no dudó en destacar la actuación del Sevilla porque cree que "es el equipo que mejor temporada ha hecho a nivel global al estar peleando en las tres competiciones". "Es un ejemplo para todos. Cualquier equipo grande lucha por todos los títulos y ellos con menos presupuesto lo han conseguido", explicó.

DESEA QUE BECKHAM Y ROBERTO CARLOS SE VAYAN "POR LA PUERTA GRANDE".

Por último, el capitán blanco sabe que el domingo será un día de despedidas, sobre todo las de Beckham y Roberto Carlos, por lo que espera que se vayan del Bernabéu con el título liguero.

"David es un jugador muy importante, pero tomó una decisión y lo que queremos es que el domingo, que seguro estará en el Bernabéu, se marche por la puerta grande y celebrando un título que deseamos todos y él también", afirmó sobre el inglés.

Respecto al brasileño, con el que ha compartido más años en el vestuario, lamenta su salida y destacó que se va "el mejor lateral izquierdo del Madrid y uno de los extranjeros más importantes del club". "Creo que se tiene que ir, al igual que Beckham, por la puerta grande. A todos nos ha dejado su fútbol, su simpatía y estamos felices por lo que nos ha dado y le deseamos toda la suerte en Turquía", concluyó.