Fútbol.- Ziganda convoca a dos jugadores del Promesas frente al Betis pero asegura que no jugarán de inicio

Actualizado 08/06/2007 16:11:48 CET

PAMPLONA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El técnico del CA Osasuna, Jose Ángel Ziganda, facilitó esta mañana la relación de jugadores convocados para el partido de mañana frente al Betis, en la que ha incluido a dos jugadores del Promesas, el centrocampista Jon Erice y el delantero Kike Sola, si bien, ninguno de los dos jugará de inicio en el Ruiz de Lopera.

El entrenador osasunista ha citado a Elía, Ricardo, Javier Flaño, Izquierdo, Cuéllar, Josetxo, Miguel Flaño, Monreal, Juanfran, David López, Héctor Font, Puñal, Muñoz, Raúl García, Valdo y Webó, además de los filiales Jon Erice y Kike Sola.

Se han quedado fuera de la convocatoria los lesionados Delporte, Cruchaga y Soldado, además de Corrales, Romeo, Juanlu, Milosevic y Nekounam. Este último se encuentra en su país para preparar la Copa de Asia.

Ziganda no quiso confirmar el equipo titular que mañana jugará en Sevilla. "No voy a decir el equipo hasta mañana. No lo saben los jugadores y, por tanto, no lo voy a comunicar antes a la prensa. Además, quería esperar para ver como volvían todos los jugadores. Soldado no se puede mover y para que haga bulto, mejor que se quede. También he convocado a los dos chavales, pero no van a jugar de inicio", adelantó.

De esta manera, el técnico navarro echa por tierra los temores de los equipos que luchan por la permanencia, y en particular por la Real Sociedad, que expresaba su miedo a que Osasuna no se emplease a fondo frente al Betis como lo hizo con el conjunto txuri urdin la pasada jornada.

Ziganda sabe que su comportamiento sobre el campo va a ser mirado con lupa, pero aseguró que tienen "la conciencia tranquila". "Este año tenemos mil ejemplos; hemos hecho muy buenos partidos fuera de casa, pero también partidos flojos. Vamos a hacer lo que podamos, pero siempre teniendo en cuenta la oposición que nos va a poner el Betis. Ellos van a jugar al 110 por ciento y nosotros debemos de jugar al 100 por cien. Quiero que sea un partido en el que la gente que juegue se quede a gusto", aseveró.

Al de Larrainzar no le preocupa el ambiente en torno a los árbitros que se ha creado en Sevilla. "Hay cosas que se nos escapan y, para bien o para mal, no podemos hacer nada. Vamos con la tranquilidad del objetivo cumplido y con la ganas de jugar un buen partido. Tenemos que ser capaces de enchufarnos de verdad. Lo otro, por desgracia, es normal tal y como está el fútbol. Todos intentan aprovechar sus bazas. Yo no soy así, además creo que al final no sirve de nada porque juegan once contra once. De hecho, no sé ni quién pita. Para mí es un juez que se puede equivocar", señaló.

Reconoció, no obstante, que una vez lograda la permanencia "no es fácil" mentalizar a su plantilla para el choque de Sevilla. "Además ha habido mucho tiempo para relajarse", afirmó.

Ziganda espera a un Betis "parecido al Levante", al que se midieron hace dos jornadas. "Hasta el 1-4 nos apretaron. Se les veía que querían salvarse. El Betis, igual", señaló el entrenador, que sabe que "si el marcador es incierto, les puedan entrar los nervios", aunque está seguro de que "apretaran por todos los lados".

La expedición 'rojilla' se desplazará mañana sábado por la mañana en vuelo charter hasta Sevilla y regresará a Pamplona una vez finalizado el partido.