Gabi, Ander Herrera y otros ex del Zaragoza contradicen a Iglesias

Actualizado 05/09/2019 19:29:45 CET
451289.1.500.286.20190905182027
Vídeo de la noticia

El ex del Atlético denuncia que fue "engañado" por el club maño y el jugador del PSG dice que los goles al Levante fueron "imparables"

VALÈNCIA, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los exjugadores del Real Zaragoza Gabriel Luis Fernández 'Gabi', Ander Herrera, y Jorge López, entre otros, han asegurado este jueves en el juicio por el presunto amaño del partido que enfrentó en 2011 al club maño y al Levante y cuya victoria sirvió a este equipo para salvar la categoría, que devolvieron al club el dinero que les transfirieron --alrededor de 90.000 euros a cada uno de los acusados-- y que supuestamente habría acabado en manos de jugadores del Levante.

La versión de la mayoría de estos futbolistas contrasta con las del entonces propietario y presidente del club aragonés Agapito Iglesias y el actual vicepresidente y consejero delegado del Real Zaragoza, Fernando Sáinz de Varanda, quienes atribuyeron los 965.000 euros que presuntamente sirvieron para amañar el partido a primas a la plantilla.

Así lo han apuntado estos jugadores, que han comparecido como acusados en la tercera sesión de este proceso en el que se juzga el presunto amaño del partido disputado en 2011 entre el club maño y el Levante. Con la victoria en este encuentro, el equipo aragonés logró evitar el descenso de categoría y fue el Deportivo de La Coruña el club que bajó a Segunda División.

Además de Gabi, Herrera y López han declarado también este jueves el entonces director deportivo, Antonio Prieto, el técnico mexicano Javier Aguirre, y otros futbolistas que formaban parte de la plantilla del Real Zaragoza durante la temporada 2010-2011. Todos, a excepción del exportero Antonio Baltasar Doblas, que se quedó el dinero porque entendió que era un pago por lo que el club --que se encontraba en situación preconcursal-- le adeudaba.

En su declaración, Gabi ha alegado sentirse "engañado" por el club porque ha explicado que él entendió que el documento que firmó como capitán reflejaba las primas generales de la temporada, por puntos y objetivos, de unas cantidades que ya habían ido recibiendo a lo largo del curso y que en ningún momento se les entregó en efectivo. Por tanto, ha negado que esas primas sirvieran para que los propietarios sacaran dinero de las arcas del club.

Ese documento, ha sostenido, le daba la "fortaleza" de que los jugadores iban recibiendo dinero, en forma de primas, que iba cubriendo las grandes cantidades que se les debían en concepto de salario.

Seguidamente, el actual jugador del Al-Sadd catarí ha declarado que los dos ingresos por un montante de 90.000 euros que le hizo el Zaragoza tanto a él como al resto de los acusados de este equipo y que aseguran que devolvieron al club se debían a que Agapito Iglesias le trasladó que necesitaban dinero para pagar entradas, autobuses y gastos de los alrededor de 12.000 aficionados del Zaragoza que viajaron a València para animar a su equipo.

En este sentido, ha acusado a Agapito Iglesias de mentir cuando afirma que este dinero correspondía a una "prima por la permanencia" y en que los jugadores recibieron pagos en efectivo porque, según declaró el expresidente, los futbolistas querían cobrar de este modo porque "no se fiaban" de que el Zaragoza les fuera a pagar, dada su situación económica. También ha destacado que Iglesias estaba en España los días previos al partido y no de viaje, tal y como declaró el antiguo propietario del club, porque quedó con él para devolverle los 90.000 euros que le ingresaron.

"FUE UN PAGO ERRÓNEO"

Ander Herrera, por su parte, ha coincidido con Gabi en que "jamás" cobró en efectivo y en que los 90.000 euros no correspondían a una prima. Ha explicado, por el contrario, que le trasladaron desde el club que las dos transferencias por las que le hicieron llegar este montante fueron "un pago erróneo". "Me lo comunicó el presidente y se lo devolví. Fue un error no haberlo devuelto por transferencia", ha lamentado el jugador del PSG, que al igual que la mayoría de sus excompañeros ha indicado que recogió esta cantidad en un sobre en el banco, que ya estaba preparado cuando acudieron a la sucursal.

El centrocampista ha puesto de relieve que después de esto decidió acudir al notario para dejar constancia de que ese dinero no le pertenecía y que así se lo hizo saber a sus asesores en materia fiscal. "Les dije que no me pertenecía y que debíamos elevarlo a público antes de que se produjera la investigación", ha agregado.

Sobre el partido en sí, ha manifestado que los goles del Zaragoza al Levante, obra de Gabi, fueron "imparables", tratando así de disipar las sospechas de amaño del encuentro.

SOLO DOBLAS SE QUEDÓ LOS 90.000 EUROS

Otros integrantes de aquella plantilla que han pasado este jueves ante el juez, como Maurizio Lanzaro, Jorge López, Paulo César Da Silva, Braulio Nóbrega o Leonardo Daniel Ponzio, han coincidido en que todos ellos pasaron por el banco, avisados por el club o el propio presidente, para recoger en un sobre ya preparado los 90.000 euros que les había ingresado el Zaragoza y lo devolvieron esos días, previos al encuentro ante el Levante. Algunos de ellos, como Herrera, Gabi o Braulio, han asegurado que se lo dieron en mano a Agapito Iglesias y otros han dicho no recordar quién fue el encargado de recogerlo.

Otros jugadores, como Lanzaro y Doblas, también han apuntado que efectivamente existían primas por rendimiento o como "un plus para dar más motivación" después de una primera vuelta de LaLiga en la que solo consiguieron 12 puntos, pero han negado haber recibido ninguna cantidad en efectivo. "Por desgracia no nos entregaron ningún dinero en sobres", ha ironizado el exportero.

Estos dos futbolistas, sin embargo, han dado versiones contrarias en cuanto a lo ocurrido con las dos transferencias con el montante total de 90.000 euros.

"Me llamaron del Zaragoza y me dijeron que me habían ingresado 90.000 euros y que tenía que coger y devolverlo. Me dieron un sobre con dinero y fui al entreno y lo devolví. Lo vi normal, pensaba que se habían equivocado. Lo devolví en efectivo y no por transferencia porque era mi sociedad y con toda la confianza del mundo hice lo que me dijeron", ha justificado Lanzaro.

Por el contrario, Doblas ha sostenido que los dos ingresos --de 50.000 y 40.000 euros-- correspondían a dinero que el club les debía y que él, por tanto, no lo devolvió: "Yo necesitaba ese dinero y yo cogí mi dinero. Rápidamente fui a retirarlo, no me fiaba de tenerlo en el banco".

Insistido sobre este asunto por el fiscal, ha comentado que no trató este asunto con sus compañeros de vestuario: "Yo llevo 20 años de profesional y lo que menos se tiene que hablar en el fútbol es de dinero porque si no 'mira este que gana poco o mira este que gana más que yo'", ha dicho.

Contador