Publicado 22/05/2022 22:20

El Granada se va a Segunda con la salvación de Cádiz y Mallorca

Archivo - Jorge Molina
Archivo - Jorge Molina - Joaquin Corchero / AFP7 / Europa Press - Archivo

Jorge Molina falló un penalti en el 72' del empate con el Espanyol

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El Granada dijo adiós a LaLiga Santander al no pasar del empate sin goles contra el Espanyol en la última jornada celebrada este domingo, en la cual se la jugaba junto a un Cádiz que venció (0-1) al Deportivo Alavés y un Mallorca que hizo lo propio también a domicilio contra Osasuna (0-2).

El equipo nazarí ocupó la triste última plaza que quedaba por asignar como descenso a Segunda, junto a Levante y Alavés, en un duro desenlace ante su público. El Nuevo Los Cármenes se quedó mudo en el minuto 72 cuando Jorge Molina falló un penalti y, más aún, cuando instantes después llegaba la noticia del 0-1 del Cádiz.

Los de Karanka, quien llegó hace un mes para lograr una salvación para la cual llegó a tomar la delantera, jugaron de nuevo atenazados, como la pasada semana ante el Betis. Puertas tuvo una primera ocasión ante un Espanyol que no solo no se jugaba nada sino que se quedó sin técnico y director deportivo hace 9 días.

El equipo perico parecía el rival perfecto pero el Granada no supo hacer su partido. Los catalanes llevaban su peligro a la contra en el segundo tiempo cuando el VAR apareció como salvador. Una mano dudosa mandó el balón al punto de penalti, pero Molina lo lanzó fuera. El drama fue total en Los Cármenes, donde saboreaban hace poco las mieles históricas de Europa, cuando el 'Choco' Lozano adelantó al Cádiz en Vitoria en el minuto 76.

Con más corazón que fútbol, las ocasiones finales de Bacca no impidieron el fin de un ciclo en Granada, tres años de disfrute en Primera e incluso en el Viejo Continente, que ahora echarán de menos, como al ilustre Diego Martínez. Mientras, el Cádiz, que empezaba la jornada en descenso, se salvó en Vitoria.

Todo lo animó el Mallorca en verdad, con el gol de Ángel en el inicio de la segunda parte. La primera se había saldado sin goles en los tres campos en juego, pero el cuadro balear mojó, con una gran combinación, a los dos minutos de la reanudación. El tanto obligaba a un Cádiz que se vino arriba como no podía ser de otra manera.

Los de Sergio González sumaron una ocasión tras otra. Sobrino e Idrissi tuvieron varias y muy claras, y Lozano terminó siendo el héroe. Con el suspense de que el Granada no marcara, un posible penalti del 'Pacha' Espino, revisado en el VAR, llevó al borde del infarto a todo Cádiz. Pasado el tremendo susto, el Cádiz guardó la categoría, como un Mallorca que fue el más contundente.

Los de Javier Aguirre, que lograron la heroica la pasada semana con la victoria ante el Rayo en el minuto 92 para depender de sí mismos, dominaron la segunda mitad en El Sadar. La que fue casa y sigue siendo para el técnico mexicano no truncó el sueño balear, confirmado con el 0-2 de Grenier en el minuto 83.

Más información