Actualizado 11/02/2016 11:33 CET

Heridos leves varios jugadores de Huracán tras volcar el autobús del equipo

Bus de Huracán vuelca en Venezuela
TWITTER

CARACAS, 10 Feb. (Reuters/EP) -

  

Algunos futbolistas del equipo argentino Huracán resultaron con heridas leves después de que el autobús en el que viajaban volcara este miércoles en las afueras de la capital de Venezuela, horas después de clasificarse a la fase de grupos de la Copa Libertadores de América.

El bus salió de Caracas cerca del mediodía y bajaba por la empinada autopista que conduce al aeropuerto internacional Simón Bolívar en el estado Vargas cuando tuvo problemas con los frenos, explicó a Reuters vía telefónica el capitán de bomberos José Madrid.

El conductor del autobús, en el que viajaban 34 personas, se percató del fallo y condujo la unidad hacia una rampa de frenado, donde el vehículo volcó. "12 ó 15 quedaron lesionados, no más allá de lesiones no graves, con heridas, golpes", dijo Madrid.

El presidente del club argentino sostuvo que unos pocos jugadores sufrieron lesiones. "Están todos bien. (Patricio) Toranzo sufrió un golpe en una mano y (Diego) Mendoza en una pierna. Nada más. Están asustados, pero bien. El chófer del micro le dijo al (directo técnico Eduardo) Domínguez que se quedó sin frenos", dijo el presidente del equipo Alejandro Nadur a la cadena ESPN.

Horas después del accidente, comenzaron a surgir rumores de que a Toranzo, un habilidoso mediocampista de 33 años considerado el símbolo del equipo, se había llevado la peor parte con la amputación de cuatro dedos de un pie, algo que fue negado por el club.

"No fue una amputación, se llama amputación cuando es total. Lo que tiene Toranzo es una sección de la parte distal. Es una cuestión mínima, no es una lesión tan grave", dijo el médico Fernando Locaso a la Radio 10 de Buenos Aires. "Hay que esperar a que cicatrice la herida, lo que demandaría entre 3 y 4 semanas. Pero podría seguir jugando, ya que el dedo más importante es el gordo y ese lo tiene bien", agregó el médico a la emisora Radio La Red.

Los integrantes del conjunto argentino se mostraron aliviados de que el accidente no tuviera un desenlace peor. "Ver a tus compañeros volando por cualquier lado y uno mismo sin hacer pie es desesperante. Gracias a Dios, nadie salió despedido del micro porque estábamos con el cinturón y agarrados de los asientos. Nuestro jefe de seguridad nos había dicho que nos fuéramos atrás porque no había frenos", señaló el capitán Martín Nervio a Radio Rivadavia.

Huracán cayó el miércoles ante el Caracas pero se metió en la zona de grupos del torneo continental. Nadur dijo que la plantilla seguramente pasará otra noche en Venezuela tras el incidente.

Para leer más