Los jugadores de la selección venezolana se rebelan contra su federación

Actualizado 01/12/2015 10:38:01 CET

CARACAS, 1 Dic. (Reuters/EP) -

Un grupo de jugadores de la selección venezolana de fútbol ha solicitado la salida de los dirigentes de su federación, responsabilizándolos de las recientes derrotas que han alejado la anhelada clasificación del conjunto sudamericano al Mundial 2018.

En un comunicado, 15 jugadores de la 'vinotinto' rechazaron las declaraciones del presidente de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), Laureano González, quien dijo que entre los seleccionados "se configuró" una estrategia para echar al entrenador Noel Sanvicente. El grupo fue encabezado por el mediocampista Tomás Rincón y el exdelantero del Málaga Salomón Rondón.

Las declaraciones de Laureano González se conocieron la semana pasada, después de que el defensa Fernando Amorebieta sorprendiera al presentar su renuncia a la selección, alegando no sentirse respaldado por el cuerpo técnico y los dirigentes. En esa oportunidad, González cuestionó el nivel de sacrificio de los jugadores y anticipó más renuncias, a lo que fue contestado por los jugadores.

"Nosotros los jugadores no estamos de acuerdo en que la actual directiva de la FVF continúe dirigiendo, ya que no es negociable la forma en la que se nos ha tratado y cómo se ha manejado el proyecto de ir al Mundial", dijeron los seleccionados en un comunicado publicado en la cuenta de Twitter de Rincón.

Los venezolanos han sufrido una racha de derrotas en la eliminatoria sudamericana al Mundial de Rusia 2018, que los tienen sin puntos en el fondo de la tabla de posiciones. La racha negativa generó rumores sobre una posible salida de Sanvicente, quien se estrenó el año pasado como técnico de la selección con el objetivo de llevar por primera vez a Venezuela a un Mundial.

"Pensamos como equipo que se necesita este importante cambio en la directiva para que no se pierda el trabajo realizado desde hace más de ocho años", añadieron.

Por último, los jugadores no especificaron si una deuda existente es parte del desencuentro con la directiva, que asumió el mando de la Federación tras la precipitada salida del antiguo presidente Rafael Esquivel, quien está detenido en Suiza y sería extraditado a Estados Unidos en el marco de una investigación sobre corrupción en la FIFA.

"Queremos manifestar que el dinero percibido en este ciclo y el que se nos adeuda, será destinado a una fundación que estamos creando en conjunto los jugadores aquí nombrados, con el fin de ayudar a nuestra juventud y a desarrollar escuelas deportivas", concluyó el comunicado.

Para leer más