La justicia belga realiza varios registros a clubes de fútbol ante posibles casos de fraude y amaño de partidos

Actualizado 10/10/2018 15:34:51 CET

BRUSELAS, 10 Oct. (Reuters/EP) -

La policía belga llevó a cabo este miércoles una serie de registros a sedes de clubes de fútbol del país y pisos y detuvo a varias personas para interrogarles sobre presuntos fraude financiero y amaño de partidos.

Un total de 44 registros se realizaron a clubes belgas de primer nivel y residencias, según señalaron los fiscales federales en un comunicado. Al mismo tiempo, se procedió a registros en 13 casas repartidas por Francia, Luxemburgo, Chipre, Montenegro, Serbia y Macedonia.

Algunas de estas casas en suelo belga pertenecían a directivos de los clubes, agentes de jugadores, árbitros, un exabogado, un entrenador, periodistas y una gestoría, mientras que las de fuera de país fueron principalmente en oficinas y residencias de personas que usaban para configurar las transacciones sospechosas, dijeron los fiscales.

Estos no facilitaron nombres ni de los equipos ni de las personas y las cadenas belgas 'VRT' y 'RTBF' apuntaron que estos registros incluyeron a clubes como el Anderlecht, el Brujas y el Standard de Lieja. Según cuenta el diario belga 'Le Soir, entre los interrogados se encuentran el actual entrenador del Brujas, Ivan Leko, el exdirigente del Anderlecht Herman Van Holsbeeck, y Mogi Bayat, uno de los principales agentes de jugadores del fútbol belga, así como dos árbitros.

Los fiscales también informaron que estas acciones están relacionadas con una investigación iniciada al final de 2017 por transacciones financieras sospechosas en la Primera División belga, con posibles cargos de organización criminal, blanqueo de dinero y corrupción. En este sentido, indicaron que algunos agentes son sospechosos de ocultar a las autoridades belgas comisiones en traspasos, en pagos de jugadores y otros pagos.

"Durante la investigación salieron indicios de una posible influencia en los partidos de la temporada 2017-2018", afirmaron los fiscales. "Un gran número de personas han sido privadas de su libertad y trasladadas para un exhaustivo interrogatorio", añadieron, aclarando que un juez decidirá en las próximas horas si les deja o no en libertad.