Actualizado 09/03/2009 13:47 CET

La 'Juve' se aferra a su fortaleza en casa para tratar de voltear la eliminatoria frente al Chelsea

TURÍN, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Juventus de Turín tratará mañana (20.45 horas) en el partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones de dar la vuelta al gol de ventaja (1-0) que consiguió el Chelsea en Stamford Bridge y, para ello, se aferrará a la fortaleza que ha mostrado durante los últimos años en su feudo.

Y es que los 'bianconeri', en su estadio, no conocen la derrota en el Viejo Continente desde el 9 de marzo de 2004, en los octavos frente al Deportivo de La Coruña (0-1). Desde entonces, en 13 partidos, 10 victorias y 3 empates es el inmaculado balance de la 'Juve' en Turín.

Esa será, por tanto, el arma principal de un cuadro juventino, que, tras dos años de ausencia en la máxima competición continental, quiere obtener un billete para cuartos, fase de donde se despidió en su última participación en la 'Champions', precisamente ante el Arsenal, otro equipo de Inglaterra, país con el que ha caído en las tres últimas eliminatorias que ha disputado contra ellos.

Con una irregular trayectoria en la Serie A italiana, la Juventus, segunda, a seis puntos del sólido Inter, llega a este crucial choque tras imponerse en el derbi ante el Torino, en un encuentro en el que Ranieri dio descanso a Del Piero y Trezeguet, lo que hace pensar en que ambos formarán mañana la dupla del ataque local.

Por contra, la principal preocupación del técnico italiano, que se enfrenta al que fue su equipo durante cuatro temporadas (2000-2004), es decidir quién cubrirá la baja de Sissoko. El africano también fue reservado ante el Torino, pero Ranieri echó mano de él a falta de seis minutos para aguantar la ventaja y el malí sufrió una fractura en el pie izquierdo. Ante la también baja segura de Camoranesi, con una fractura de costillas, Poulsen se perfila como acompañante de Tiago en el centro del campo.

DROGBA LIDERA AL REVITALIZADO CHELSEA DE HIDDINK

Enfrente, un Chelsea revitalizado tras la llegada de Guus Hiddink, un auténtico experto en superar eliminatorias, intentará aprovechar el tanto en la ida de Drogba para poner rumbo a cuartos, una ronda donde sólo ha estado ausente en una ocasión (2005-2006) en las últimas seis temporadas.

Los londinenses han ganado los cinco partidos que han disputado desde la llegada al banquillo del holandés, que podrá contar para este desenlace de la eliminatoria con los ya recuperados Michael Essien y Ricardo Carvalho, dos indiscutibles en el equipo.

El que no podrá ser de la partida es Paulo Ferreira, baja hasta final de temporada, mientras que Nicolás Anelka será duda hasta última hora por un golpe en el pie, por lo que el francés o Kalou formarán la pareja de ataque junto a un enrachado Drogba.