Actualizado 24/03/2007 19:42 CET

Kahn fue sancionado por la UEFA porque "lanzó furioso su segunda muestra de orina", según el diario alemán Bild

MUNICH, 24 Mar. (EP/AP) -

El lanzamiento con desprecio de su muestra de orina, durante un control antidopaje, fue el motivo por el que la UEFA sancionó con un partido al portero alemán del Bayern de Múnich Oliver Kahn, según informa hoy el periódico alemán 'Bild'.

La sanción, por "conducta impropia, supone la baja del portero Kahn en el partido de ida de la ronda de cuartos de final de la Liga de Campeones, que el Bayern alemán disputará el próximo 3 de abril ante el Milan.

El guardameta fue sometido al citado control antidopaje tras el partido de vuelta de la ronda de octavos de final que su equipo disputó en casa frente al Real Madrid, el pasado 7 de marzo. Los germanos vencieron en aquel encuentro por 2-1, eliminando así al conjunto español.

El médico que coordinó el control, el austriaco Franz Kroesslhuber, denunció, según el 'Bild', que el cancerbero germano "montó en cólera y, enfadado, arrojó el recipiente que contenía su orina". El doctor habría explicado que Kahn "se mostró enojado porque se le pidió una segunda muestra de orina para ajustarse a las reglas", ya que el facultativo no vio al deportista entregar la primera muestra.

El presidente del Bayern de Múnich, el ex futbolista alemán Franz Beckenbauer, justificó la actitud del jugador para el que pidió comprensión, "teniendo en cuenta el contexto", dijo.

"Hay que mostrar un poco de consideración cuando un jugador está en una situación emocional semejante, eufórico y contento después de un triunfo grande. Se quería unir a sus compañeros de equipo cuanto antes para celebrarlo", explicó Beckenbauer.