El Manchester City vence al Chelsea en los penaltis y conquista la Copa de la Liga

Raheem Sterling celebra un gol con Ee Manchester City
REUTERS / DAVID KLEIN
Publicado 24/02/2019 20:33:08CET

Con esta Carabao Cup, Guardiola logra su cuarto título como entrenador 'citizen'

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Manchester City conquistó este domingo su sexto título de la Copa de la Liga, ahora llamada Carabao Cup por motivos de patrocinio, al vencer al Chelsea FC en los penaltis (3-4), tras haber empatado sin goles en el tiempo reglamentario de un duelo que se decidió por los fallos de Jorginho y de David Luiz en sus respectivas penas máximas.

Con suspense, Pep Guardiola logró en el estadio de Wembley su cuarto título como entrenador del equipo 'citizen', ante un rival que vendió carísima la derrota en una final de intensidad a raudales, con una prórroga llena de estratagemas y que se decidió en el quinto penalti de la tanda, anotado por Raheem Sterling.

Pese a que los londinenses no atraviesan su mejor momento en la Premier League, habían encontrado algo de consuelo en los torneos coperos. Y es que este misma semana accedieron a los octavos de final de la Liga Europa, buen augurio para medirse a un City que esta temporada aspira a ser campeón absolutamente de todo.

Con paso firme en la Champions League tras vencer al Schalke en la ida de octavos (2-3), el conjunto de Guardiola ha puesto con esta Carabao Cup el primer pedrusco de su particular camino de gloria. Llevarse la liga en detrimento del Liverpool y conseguir la primera 'Orejona' de su historia sería la guinda primaveral para el City.

De momento, el Chelsea ha sido su primera víctima, merced a un duelo sin casi oportunidades de peligro en su primera mitad. Los 'blues' hicieron un planteamiento defensivo muy férreo, con tres fogonazos en la salida de balón gracias al central brasileño David Luiz, y especialmente, al mediapunta belga Eden Hazard.

Los 'citizens' solo dispararon tres veces sobre la portería de Kepa Arrizabalaga, cuya área merodeaban los rivales sin premio en el segundo tiempo. Al poco de volver del descanso, Sergio Agüero sí batió al guardameta español, con un disparo a la media vuelta tras un pase de Nico Otamendi en un barullo tras un córner; pero desde el VAR se anuló el gol por fuera de juego, ajustadísimo aunque sin ser muy protestado.

HAZARD, EN MODO ESTELAR

En el minuto 66 respondió el Chelsea, después de un balón largo de Willian a la carrera de Hazard. Ahí, el belga se escoró a la izquierda y ganó la línea de fondo con un oportuno arreón, cediendo la pelota atrás para que N'Golo Kanté rematara por encima del travesaño. Eso desperezó a su equipo, que aguantó el ritmo del City y que incluso generó ocasiones.

Pero los nervios por no perder se adueñaron de varios jugadores y tácitamente pactaron la prórroga, en la que Agüero tuvo la más clara en sus pies. En una internada de Sterling por la banda derecha, desde la línea de fondo pasó hacía atrás y el 'Kun' remachó; César Azpilicueta, encima del argentino, se interpuso y evitó el tanto.

Con polémica se llegó a la conclusión del tiempo extra, pues Maurizio Sarri amagó con dar entrada a Willy Caballero, en sustitución de un Arrizabalaga con molestias físicas. En ese teatrillo se consumieron los minutos y la definición del título llegó en los penaltis, donde precisamente el portero no-cambiado mantuvo con vida a los 'blues'.

El arquero vasco despejó el lanzamiento de Leroy Sané, pero sí marcaron los suyos Gündogan, Agüero, Bernardo Silva y el citado Sterling. Por su parte, Ederson repelió el tiro de Jorginho y luego David Luiz estrelló su penalti en el poste. Dos errores que alegraron a Guardiola, cuyo equipo ya conquistó al inicio de este curso la Community Shield, precisamente ante el Chelsea.

Contador