Actualizado 24/03/2007 01:01 CET

La selección española se juega su futuro inmediato contra Dinamarca

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

La selección española afronta hoy ante Dinamarca (22:00 horas/La Primera) la cita más crucial desde que se despidiera del pasado Mundial de Alemania para poder aclarar su futuro más inmediato así como recuperar el honor mancillado ante Irlanda del Norte y encontrar el camino correcto hacia la próxima Eurocopa.

España se desvió del camino en otoño y desperdició el poco crédito que le restaba tras la eliminación ante Francia. Cuatro meses después, la selección vuelve a sentirse enérgica y capaz para regenerarse a sí misma e iniciar un nuevo periplo de ilusión.

El escenario, un estadio Santiago Bernabéu abarrotado con 80.000 gargantas incondicionales, invita a cumplir y no defraudar a la afición, e incluso el rival acompaña porque Dinamarca ha sido históricamente víctima propiciatoria del combinado nacional, con gestas incluidas como la de Querétaro.

Las estadísticas favorables, el ambiente y la versión ofrecida en el último amistoso ante Inglaterra son motivos de optimismo, pero el consuelo finaliza cuando se recuerda que España juega una final porque una derrota o incluso un empate supondría acercarse demasiado al abismo de la ausencia en la próxima Eurocopa.

Y la historia está repleta de 'finales' perdidas por el equipo nacional, incapaz de dar la talla cuando se debe. Los de Luis Aragonés, con una victoria y dos derrotas, son quintos de un grupo de clasificación del que saldrán dos billetes para Austria y Suiza, con nueve puntos de desventaja sobre Suecia (aunque con un partido menos), y cuatro sobre Dinamarca.

LA COLUMNA VERTEBRAL DEL VALENCIA

Para el reto, el seleccionador vuelca sus esperanzas en el grueso de los jugadores del Valencia. Hasta cinco se perfilan como titulares, si finalmente Morientes se recupera de sus molestias musculares y forma en la punta de ataque con Villa o deja su sitio a Torres.

La columna vertebral será valencianista, con Marchena en el eje de la defensa, Albelda en la medular, y los citados Morientes y Villa como finalizadores. Además el joven Silva podría ser el interior zurdo del equipo.

El resto del mismo podría estar formado por Casillas en la portería, con Angel en el lateral diestro y el sevillista Javi Navarro y Marchena como centrales, y Capdevila en el lado zurdo. Más dudas ofrece la medular en función de que Aragonés apueste por el trabajo de Angulo o el talento de Iniesta. En ambos casos acompañarán a Albelda, Xavi y Silva.

A DINAMARCA LE VALE UN PUNTO

Menos nombres emergen en el cuadro danés, un equipo 'pequeño' -aunque campeón de Europa en 1992-, pero con gran cultura futbolística. Un conjunto sólido, al que le vale un empate para salir del Bernabéu con una sonrisa, y que cuenta con jugadores notables como Rommedahl, Jorgensen, el sevillista Poulsen o el delantero del Villarreal Jon Dahl Tommasson.

Dinamarca ya no se parece a la 'dinamita roja' que hizo 'explotar' Butragueño en Querétaro y siempre ha sido un rival favorable a España, pero el equipo nacional recientemente ha dado pocas alegrías para poder pensar que es fiable y creíble en las grandes citas, y la incertidumbre y la emoción de lo que está en juego marcan un duelo por todo lo alto.