Actualizado 13/04/2007 01:02 CET

El Sevilla espera ya a Osasuna en semifinales tras un partido de dos caras ante el Tottenham

LONDRES (INGLATERRA), 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Sevilla, vigente campeón del torneo, selló hoy su pase a las semifinales de la Copa de la UEFA, donde se medirá a Osasuna, tras deshacerse (2-2), en una primera parte de auténtica exhibición, del Tottenham al que ya había vencido por 2-1 en la ida y que reaccionó demasiado tarde, en el segundo tiempo, para intentar darle la vuelta a la eliminatoria.

Los nervionenses salieron dispuestos a demostrar desde el inicio su superioridad. Y vaya si lo hicieron, porque a los tres minutos Poulsen remataba un córner y el defensa Malbranque, en una pifia tremenda, introducía en cuero en su portería.

El tanto dejó helado a los ingleses, pero lo peor para ellos estaba por llegar, porque en el minuto 7 Kanouté, ex jugador del Tottenham y que ya había fallado antes un remate franco de cabeza, hizo la pared con Kerzhakov y, tras regatear a la defensa y al meta rival, elevó el 0-2 al marcador.

Así, con una facilidad insultante, el Sevilla liquidaba la eliminatoria por la vía rápida ante un Tottenham que simplemente no existía. Pero es que el caudal de fútbol de los de Juande Ramos parecía inagotable en estos compases iniciales, y Kanouté primero y Adriano después, tenían dos nuevas ocasiones nítidas que se marcharon fuera por poco.

A estas alturas la ubicación de Hinkel en el lateral con Alves por delante poco importaba ya, porque la debilidad atrás del Tottenham, aumentada por las bajas que tenía la zaga local, habían quedado más que en evidencia. Si a ello se le une que los londinenses no llegaban a puerta, se comprende el festival visitante en el que se convirtió el partido de modo que, a la media hora, era Kerzhakov quien, solo ante el portero, erraba otro gol claro.

Hubo que esperar al minuto 40 para ver una aproximación real del Tottenham, en una galopada de Zokora que Keane, en tiro muy cruzado, no remachó. Pero lo más peligroso fue un obús de Berbatov desde la frontal, que escupió el palo en el epílogo de este periodo inicial.

Como era de esperar, el Tottenham salió a toda máquina, dispuesto a acortar distancias tras el descanso.

El 'Hotspur' logró, así, embotellar al Sevilla, aunque sin mayores consecuencias, a pesar de un posible penalti de Javi Navarro sobre el velocísimo Zokora. Sólo la obligada sustitución de Alves, tocado en un tobillo, ensombrecía, por el momento, la victoria blanquirroja.

Pero entonces cambió el panorama, porque Defoe, recién entrado en liza, recogía el rechace de una falta y marcaba el primero de su equipo. Despistado, el Sevilla no reaccionó, y en la siguiente jugada Lennon batía de nuevo a Cobeño, colocado el empate en el luminoso.

El partido era otro ahora. La repleta grada de White Hart Lane se vino arriba y el Sevilla, hecho un puro flan, no sabía cómo parar la riada inglesa hasta que Puerta obligó al portero inglés, con un disparo cruzado en el minuto 78, a mandar el cuero a córner.

La emoción no cesaba en un toma y daca precioso: Berbatov y Dawson fallaban sendos goles cantados Puerta asustaba al 'Hotspur' una vez más, Cobeño volcaba bien a tiro de Berbatov... Pero ya no había tiempo para más, y con la expulsión de Tainio por una fuerte entrada a Puerta se acabó el partido.