El Sevilla empata con el Celta y su liderato queda en el aire

Actualizado 31/08/2019 0:20:15 CET
El Sevilla no acierta con el Celta
El Sevilla no acierta con el Celta - LALIGA

MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Sevilla dio el primer paso en falso esta temporada al ceder un empate (1-1) ante el RC Celta en la tercera jornada de LaLiga Santander, un punto en el Ramón Sánchez-Pizjuán que deja en el aire su liderato, mientras que Athletic Club se quedó el derbi contra la Real Sociedad en San Mamés (2-0) para empatar en la zona alta.

El Sevilla cumplió como líder y equipo local en su primer partido en casa, pero le faltó remate y fue bajando el ritmo de un inicio trepidante. Reguilón y Navas jugaron como extremos, De Jong tuvo las mejores opciones y Banega pudo jugar a su antojo. El Celta de Escribá, que premió al once contra el Valencia pero dejó más la imagen de su estreno contra el Real Madrid, fue un fantasma.

Los de Vigo no tocaron el balón durante 30 minutos, mientras su rival acumulaba disparos de Jordán, Munir o Nolito. Ni la tocaron Denis Suárez o Brais, ni mucho menos Aspas, en un Celta que combinó finalmente en una jugada ya en el descuento. El Sevilla había perdido intensidad, sin el premio del gol, y tras el descanso costó más.

El Celta subió líneas y se propuso pelear la posesión y el protagonismo sobre el césped. Ambos entraron en una guerra sin apenas llegadas hasta el tramo final. A balón parado encontró la respuesta el Sevilla, con un centro de Banega que remató el 'Mudo' Vázquez (1-0). La reacción del Celta fue el empate en su primer disparo a puerta, en una combinación que terminó Denis Suárez.

A los de Lopetegui, que se quedan con siete puntos, se les escapa el liderato en solitario, a la espera del Atlético (6) en una zona alta que se apretará este fin de semana. El otro encuentro del viernes fue un derbi vasco que medía el buen arranque de Athletic y Real, ambos en cuatro puntos. Los 'leones' triunfaron en San Mamés, en una pesadilla Txuri Urdin durante la primera mitad (2-0), para ponerse también con 7 puntos.

La presión de los de Gaizka Garitano se comió al vecino, como en un saque de banda que terminó en el 1-0 de Williams, a centro de Capa tras el resbalón de Aihen Muñoz, para hablar no solo en la previa sino también en el césped. A la Real se le escapó un penalti a Zaldua por el VAR, cortando encima el ritmo que empezaba a lograr, y a la media hora Raúl García castigó otro poco a los visitantes con el 2-0, en una parábola que sorprendió a Moyá.

La lesión de Illarramendi culminó el peor escenario posible para los de Imanol Alguacil, irreconocibles tras sus dos partidos anteriores. Sin posesión ni llegadas, a la Real se le abrió una puerta con un gol de Isak, con más de media hora por delante, pero el VAR lo anuló por fuera de juego. Principio del fin para el equipo de San Sebastián, mientras los de Bilbao se ven en lo alto de la tabla.