Actualizado 28/11/2007 01:01 CET

El Valencia busca seguir vivo en la Liga de Campeones ante un Schalke que también apura sus últimas opciones

VALENCIA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Valencia y Schalke 04 se enfrentan hoy en Mestalla (20.45 horas/Canal+ 2) en la quinta jornada de la Liga de Campeones con el objetivo de seguir con esperanzas de clasificación en un grupo en el que la teórica 'cenicienta', el Rosenborg noruego, se ha revelado como una de las sorpresas de la competición y ha dejado a ambos equipos con el agua al cuello cuando todavía faltan dos encuentros para cerrar la fase de grupos.

Los malos resultados de ambos equipos, que parecían destinados a jugarse las primeras plazas con el Chelsea, han provocado que este partido pueda acabar siendo decisivo, tanto para una hipotética clasificación como segundos de grupo para octavos de la Liga de Campeones, como, en el peor de los casos, para asegurar la tercera posición que da acceso a la Copa de la UEFA.

El Valencia, que pareció encarrilar el pase en la primera jornada con su victoria en Alemania, se ha complicado el mismo tras caer derrotado en sus tres últimos partidos, dos de ellos en Mestalla, y ahora está a expensas no sólo de sus resultados, sino también de lo que haga el Rosenborg en sus dos últimos encuentros de la fase de grupos, en los que le bastaría una victoria para dejar fuera al conjunto valenciano.

El conjunto dirigido por Ronald Koeman, que afronta el partido tras caer el domingo en Liga en Santander, tratará de recuperar la fortaleza de Mestalla y, de paso, vivirá pendiente del transistor a la espera de una victoria del Chelsea en Noruega que le mantenga con vida de cara a la última jornada.

Koeman contará con las bajas de los lesionados Alexis, Moretti y Baraja para un partido en el que el conjunto valenciano deberá luchar también contra la historia, ya que es incapaz de vencer a un equipo alemán en Mestalla desde que el 10 de septiembre de 1996, hace más de once años, el Valencia de Luis Aragonés derrotara por 3-0 al Bayern de Múnich en el partido de ida de la primera ronda de la Copa de la UEFA.

Con la presencia casi confirmada de Santiago Cañizares en la portería, la principal duda se encuentra en el medio centro, donde ante la ausencia de Baraja, el técnico podrá optar por alinear a Fernades o a Edu acompañando a Albelda o, por el contrario, apostar por la media de tres que ya utilizó durante algunos minutos en la segunda parte del partido que el Valencia perdió el domingo en El Sardinero.

EL SCHALKE LLEGA TRAS GANAR EN ALEMANIA

El Schalke 04, por su parte, llega a Valencia con un punto más que los hombres de Ronald Koeman y, lo que es más importante, dependen de ellos mismos para lograr la clasificación. De conseguir una victoria en Mestalla, los alemanes darían un paso importante en sus aspiraciones, ya que se jugarían el todo por el todo ante su afición en la última jornada de la fase de grupos, en la que reciben al Rosenborg.

El conjunto alemán, que tuvo un inicio errante en su competición doméstica, llega a la competición europea tras ganar en la última jornada por 2-3 al Hannover 96 y alcanzar la sexta posición de la Bundesliga, la misma que ocupa el Valencia en la Liga española, que da acceso a las competiciones europeas.

En ese partido destacó la aportación del punta internacional alemán Kuranyi, que empezó la temporada de manera irregular, pero que aún así promedia un gol cada dos partidos en los 15 encuentros que ha disputado hasta el momento en este inicio de temporada. El delantero anotó dos tantos en la victoria del Schalke de la última jornada de Liga y ya es el máximo artillero del conjunto dirigido por Mirko Slomka, con seis goles.

Slomka empieza a recuperar efectivos tras superar la plaga de lesiones que azotó al equipo al inicio de campeonato y, de esta forma, a las reapariciones de Altintop, Kuranyi y Özil en el partido ante el Hannover, se podrían sumar las de los uruguayos Gustavo Varela, que podría ser titular hoy ante el Valencia, y Darío Rodríguez.