Villa se entrena con el resto del grupo y estará listo para medirse a Rusia

Actualizado 06/06/2008 23:39:29 CET
Reuters

NEUSTIFT (AUSTRIA), 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El delantero David Villa se entrenó esta tarde con el resto del grupo y parece que no tendrá problemas para estar disponible el próximo martes en el debut de la selección española ante Rusia, después de que el asturiano se recuperase de un golpe en su muslo derecho.

Además de Villa, el centrocampista Andrés Iniesta también se reincorporó al grupo después de superar la gaestronteritis que le impidió jugar el pasado miércoles ante Estados Unidos en El Sardinero. El albaceteño tampoco tendrá problemas para saltar en el once de inicio de Aragonés ante los rusos.

Sin embargo, y a pesar de las recuperaciones de Villa e Iniesta, el entrenamiento vespertino, marcado por la fuerte lluvia que estuvo a punto de aplazar la sesión, no fue del todo satisfactorio para España debido a las molestias que aún arrastra Sergio García.

El ariete catalán, que sufre un edema en el sóleo, permaneció junto al resto del grupo en el entrenamiento matinal, pero se entrenó en solitario en la sesión de la tarde como precaución ya que aún restan cuatro días para que los de Aragonés debuten en la Eurocopa.

Por su parte, el jefe de los servicios médicos de la selección, Jorge Candel, señaló que "todo apunta a que Sergio García podrá hacer más cosas mañana. Hoy hemos hecho piscina, carrera y algo de balón y durante la tarde se ha incrementado la carga de trabajo. El jugador está aceptándolo sin problemas y somos optimistas", dijo Candel.

Aragonés, que distribuyó a los jugadores en dos grupos a excepción de los guardametas que realizaron un trabajo específico, preparó una sesión marcada por los ejercicios con balón. Primero trabajando la precisión en el pase por parejas y en segunda instancia, dividiendo a los jugadores en rondos para trabajar la rápida circulación de la pelota, en situaciones de fuerte presión.

Posteriormente los cambios de orientación y la basculación en espacios más abiertos, ocuparon a los jugadores durante 15 minutos. El seleccionador se mostró muy activo, reclamando la atención de sus jugadores como es característico en Aragonés.