Reed toma el mando en Augusta y Sergio García y Olazábal se despiden del Masters

Patrick Reed Masters Augusta
REUTERS / LUCY NICHOLSON
Publicado 07/04/2018 12:05:52CET

MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El golfista estadounidense Patrick Reed ha tomado ventaja en la segunda jornada del Masters, con una tarjeta de 66 golpes, para hacerse con el liderato, en un día en el que el español Jon Rahm se coló en el 'Top 15' y continúa con opciones y en el que el campeón defensor, Sergio García, y José María Olazábal no superaron el corte y se despiden de la competición en el Augusta National.

Reed se llevó, además, el honor de realizar la mejor vuelta del día para terminar con 9 bajo par y comandar la general con un total de 135 golpes, dos de ventaja sobre el australiano Marc Leishman. Todo ello antes de afrontar una tercera jornada en la que se prevén lluvias y que podrían afectar a la clasificación.

El norteamericano, de 27 años, firmó tres 'birdies' consecutivos en sus tres primeros hoyos y, tras un 'bogey' en el 10 y sufrir en el 11 y el 12, enlazó una racha idéntica del decimotercero al decimoquinto. Así, igualó al sudafricano Ernie Els -lo consiguió en 2015- como único golfista en hacer un 'birdie' o mejor en los cuatro pares 5 de Augusta tanto en la primera como en la segunda jornada.

Atentos a lo que haga Reed en la próxima jornada estarán Leishman (137), que acabó la jornada con una tarjeta de 67, el sueco Henrik Stenson (139), el estadounidense Jordan Spieth (140), campeón en Augusta en 2015, y el británico Rory McIlroy (140), que busca la chaqueta verde tras coronarse en el Abierto de Estados Unidos (2011), el Abierto Británico (2014) y la PGA (2012 y 2014).

Mientras, Jon Rahm mejoró prestaciones para acabar la jornada en decimocuarta posición, a ocho golpes del líder. Si el primer día terminaba con un 75 (+3) que ennegrecía su panorama, este viernes se lució con un -4 que le permite soñar con la chaqueta verde.

En cuanto al resto de españoles, Rafa Cabrera-Bello ha logrado pasar el corte a pesar de su tarjeta de 76 golpes para un total de 145, algo que no han logrado ni Sergio García ni José María Olazábal.

El castellonense (159) pagó cara su mala fortuna del estreno, cuando en el hoyo 15 se le fue cinco veces la bola al agua y necesitó 13 golpes para terminar, y dice adiós a sus opciones de volver a vestir la chaqueta verde que lució en 2017. Mientras, el de Hondarribia concluyó con 150 golpes y no podrá seguir el fin de semana.

Por su parte, los estadounidenses Tiger Woods y Phil Mickelson no están cumpliendo con las expectativas; el primero no firmó un 'birdie' hasta el hoyo 13 y pasó el corte, marcado en 149, por los pelos (148), mientras que el segundo igualó su peor tarjeta de la historia en el Augusta National, un 79 que le deja con 149, a 14 golpes de Reed.