Bagnaia se impone 'in extremis' a Oliveira en la carrera de Moto2 en Austria

Motorcycling - Moto2 - Austrian Grand Prix - Red Bull Ring
REUTERS / LISI NIESNER
Publicado 12/08/2018 13:19:48CET

El español Àlex Márquez se cayó en la última curva cuando iba tercero

MADRID, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El piloto italiano Francesco Bagnaia (SKY Racing Team VR46) ha logrado este domingo la victoria en la categoría de Moto2 del Gran Premio de Austria, undécima prueba del Mundial, por delante del portugués Miguel Oliveira (Red Bull KTM Ajo) en una carrera cuya última vuelta ha sido frenética, con caída incluida del español Àlex Márquez (Estrella Galicia 0,0 Marc VDS) cuando iba tercero.

Bagnaia se impuso 'in extremis' a Oliveira, con el también italiano Luca Marini (SKY Racing Team VR46) completando el podio desde el tercer lugar tras verse favorecido de ese incidente de Márquez en la última curva del Red Bull Ring. Así, el circuito austriaco vivió 25 vueltas de relativa tranquilidad bajo bastante calor hasta los últimos compases, cuando todo se precipitó en el grupo cabecero.

La prueba se inició algo accidentada, debido a un toque entre las motos del propio Bagnaia y del francés Fabio Quartararo (Ego-Speed Up Racing) nada más apagarse el semáforo. Y justo por detrás de ellos, Márquez también se chocó ligeramente con el alemán Marcel Schrotter (Dynavolt Intact GP).

Ninguno de los favoritos se fue al suelo y mantuvieron las distancias hasta que faltaban cinco vueltas para la conclusión, cuando Bagnaia y Oliveira abrieron hostilidades. Se alternaron entre la primera y la segunda plaza, sabedores de que esta pelea también sería importante para su devenir en el Campeonato del Mundo.

Finalmente demostró más pericia el miembro más destacado del SKY Racing Team VR46, que se convirtió en el nuevo líder mundialista con 3 puntos de ventaja; de esta manera se ubicó en la clasificación por delante de Oliveira precisamente.

A su rebufo en Austria, la lucha definitiva por subir al 'cajón' brindó su infortunio a Márquez; el catalán apuró sus opciones delante de Marini, quien involuntariamente se encontró con un sitio en el podio cuando Márquez se marchó a la gravilla en la última curva, tras haber pisado el 'piano'.