Lorenzo: "Tener dos gallos en el gallinero tiene muchas más cosas positivas que negativas"

Marc Márquez y Jorge Lorenzo, nuevos compañeros en el equipo Repsol Honda
BOX REPSOL
Publicado 23/01/2019 13:29:18CET

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El piloto español Jorge Lorenzo ha asegurado que llega a Repsol Honda "con mucha humildad para aprender muchas cosas" de un "fenómeno" como Marc Márquez, con el que augura una buena convivencia, ya que "tener dos gallos en el gallinero tiene muchas más cosas positivas que negativas" para el equipo, por lo que pide "no hacer mucho drama" con el tema.

"Mi situación es bastante similar a 2008, cuando llegué a Yamaha y Valentino (Rossi) estaba en el pico de su carrera conociendo muy bien la moto. Ahora vengo a un equipo nuevo con el actual campeón y que conoce muy bien la moto. Marc es un fenómeno y tengo muchas cosas que aprender de él. Vengo con mucho orgullo, pero también con humildad para aprender y poco a poco ir consiguiendo los resultados que deseo", explicó Lorenzo durante la presentación del equipo Repsol Honda, celebrada este miércoles en Madrid.

El balear pidió "no hacer mucho drama" sobre la convivencia que estrena con Márquez. "La gente saca muchas cosas negativas de que haya dos gallos en un gallinero, por lo que voy viendo en la prensa, pero es mucho más lo positivo que eso puede aportar. Tener dos pilotos campeones siempre hace crecer el nivel de equipo, que está siempre por encima de los pilotos. En la Fórmula 1 había mucha rivalidad entre Prost y Senna y cuando Prost se retiró, Senna dijo que lo echaba de menos. Es una relación amor-odio que te hace mejorar", comparó.

En este sentido, Lorenzo confirmó que "no va a existir muro", y que esa construcción fue "una cosa puntual que se inventaron en Yamaha hace diez años y tampoco sirvió de mucho". "Marc lo tiene más fácil que yo para ganar este año porque lleva más tiempo en el equipo", dijo sentado junto a Márquez, con el que mostró buena sintonía.

"Somos dos personas diferentes y pensamos muchas cosas diferentes, pero no hay que darle mucha importancia. En 2013 no tenía mucha relación con Marc, pero en 2014 empezamos a hablar y a compartir algunos momentos fuera de carrera, como alguna fiesta después de un buen resultado, y nos hemos llevado perfectamente", repasó.

Una vez que estén sobre la pista, recalcó que "con un compañero de equipo siempre vas con un poco más de cuidado en la pista". "Ojalá nos jugásemos el Mundial en la última vuelta de la última carrera y si eso sucediese sería inevitable que aumentara el riesgo, pero aparte de eso, por el bien del equipo, intentaremos tener un poco más de ojo si luchamos contra el compañero", prometió.

"DECIDÍ DARLO TODO Y HABLAR DIRECTAMENTE CON HONDA"

Repasando cómo han sido sus últimos meses, Lorenzo recordó que el año pasado lo dio "todo" con Ducati, pero que "los resultados no llegaban". "Me empecé a dar cuenta de que mi futuro podía ser muy complicado y en ese momento volví a sentir el amor por seguir compitiendo y ganando. Decidí darlo todo para seguir en este deporte y hablar directamente con Honda. Al principio no fue fácil, pero luego llegó la oportunidad y fue un gran momento", rememoró.

Pese a que no estaba "al cien por cien físicamente" en su primer toma de contacto con la Honda, que tuvo lugar en Valencia hace dos meses, ya comprobó que la moto le "gustó mucho desde el primer día". "En Jerez estaba al 80 por ciento y ya fui cuarto a una décima del más rápido. La moto es muy ágil y entra muy bien en las curvas, aunque tenemos que mejorar puntos porque la moto perfecta no existe. El equipo me encantó, me trataron con mucho cariño desde el primer minuto", agradeció.

En cuanto a su reciente lesión practicando 'dirt track' en un circuito italiano, donde sufrió una factura en el escafoides de su muñeca izquierda, explicó que cometió "el error de no comprobar bien la pista" y que se vio sorprendido por un montículo de barro que le hizo sufrir "una caída muy estúpida".

"Es un hueso complicado, de los peores que te puedes romper, pero ahora hay tecnologías médicas muy avanzadas y hoy en día se pone un clavo en medio del hueso y se recupera mucho antes. No estaré en el test de Sepang, en 15 días aún estaría con muchísimo dolor, pero sí en el de Catar, donde llegaré al 80-85 por ciento. Espero estar al 90-95 por ciento para la primera carrera", calibró.

Por otra parte, Lorenzo, de 31 años, mostró su deseo de acabar su carrera en el Repsol Honda. "Cuando estuve en Yamaha dije que quería acabar mi carrera allí y en Ducati dije lo mismo, así que ahora no voy a decir nada a ver si así se cumple", señaló con una sonrisa.

Finalmente, el tricampeón de MotoGP tuvo un recuerdo para Dani Pedrosa, su predecesor en el equipo. "A todos los aficionados y pilotos nos hubiese gustado que Dani siguiese en el Mundial. Yo tuve la oportunidad de ocupar su lugar y no le puedes decir que no al equipo Repsol Honda. Dani decidió retirarse y todos entendemos un poco su decisión después de tantos años de sacrificio y presión", concluyó.