Thiebaud: "Marc Márquez y Lorenzo encarnan el respeto y el sentimiento de pertenencia de Tissot"

François Thiebaud, presidente de Tissot
TISSOT
Publicado 21/11/2018 10:00:34CET

La marca relojera suiza une como embajadores a los dos mejores pilotos españoles, que también compartirán 'equipo' en Honda en 2019 Lanzará un modelo 'conectado', táctil y sistema operativo propio a finales del próximo año

CHESTE (VALENCIA), 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Tissot, François Thiebaud, afirma que sus 'embajadores' Marc Márquez y Jorge Lorenzo, el reciente campeón y otro de los mejores pilotos del Mundial de MotoGP, "encarnan" los valores y el sentimiento de "pertenencia" a una familia de la marca suiza, miembro de 'Swatch Group', el mayor grupo mundial de distribución y fabricación de relojes.

"Tissot es respeto y amor por lo que hacemos. Tenemos un sentimiento de pertenencia a una familia, como la que fundó esta compañía en 1853. Y a pesar del paso del tiempo, en esencia seguimos siendo los mismos, mantenemos esos valores. Y Marc Márquez y Jorge Lorenzo encarnan ese respeto y espíritu de pertenencia a una familia", aseguró en una entrevista a Europa Press.

En este sentido, el 'patrón' de la empresa que cronometra el Mundial de motos más importante del calendario desde 2001 se declaró orgulloso por contar con el quíntuple (Márquez) y tricampeón (Lorenzo) del mundo de MotoGP, que el próximo curso compartirán 'equipo' en Tissot, pero también en Repsol Honda tras el adiós de Dani Pedrosa.

"Es un honor tener a los dos mejores pilotos del mundo, y también a uno nacional (suizo) como Lüthi. Ellos nos van a trasladar esa emoción de las motos, y a mejorar el tiempo y consolidar nuestra credibilidad, dos de nuestras señas de identidad. MotoGP es una categoría muy emocional, y el reloj es eso, emoción. El móvil te da también la hora como un reloj, pero es algo frío, no es capaz de provocar una sonrisa o la emoción que da tener un Tissot", explicó.

Para François Thiebaud, abogado y empresario francés que trabajó para otras marcas de lujo como Breitling antes de entrar en el grupo Swatch en 1996, Marc Márquez va a marcar una época en MotoGP, una categoría antaño dominada por estadounidenses, australianos y el italiano Valentino Rossi, pero en la que desde 2010 -salvo el título de Casey Stoner en 2011- han triunfado sólo Márquez y Lorenzo.

"Marc es un gran campeón. Será el mejor piloto de todos los tiempos, sin duda. Es inteligente, calculador y sabe convivir con el límite para ganar a todos sus rivales. Ha ganado 7 títulos, 5 de ellos de MotoGP y es el más joven en hacerlo", repasó los datos sobre la precocidad del piloto de Cervera (Lleida).

No obstante, en el próximo curso de 2019 Thiebaud pronosticó un intenso duelo en los circuitos del calendario de MotoGP entre el campeón Márquez y el 'aspirante' Lorenzo, compañeros de equipo fuera de la pista, pero que serán rivales intramuros como en este pasado Gran Premio de la Comunitat Valenciana en Cheste.

"Son dos grandes pilotos que han dominado el Mundial en los últimos años, con dos grandes aficiones detrás. Esto es como un padre, no puedo decir a quién quiero más. Tengo que ser neutro porque los quiero a los dos. El deporte es competición, y será la pista la que decida el campeón", comentó.

"NUESTRO COMPROMISO ES A LARGO PLAZO"

En 2019, Marc Márquez y Jorge Lorenzo llevarán en su muñeca dos modelos 'Tissot T-Race' con su sello y material ultraligero y resistente como el carbono, repletos de detalles como las inscripciones 'start' y 'go' grabadas en los pulsadores, los contadores similares al salpicadero de la moto y presentados en un estuche en forma de caso.

"Hacemos un producto pensado para las personas y con los materiales más avanzados. Todo nuestro esfuerzo está enfocado al usuario y en lograr arrancarle una sonrisa y sentimiento de orgullo cada vez que mira su reloj. Si logramos todo ello, ese punto de satisfacción, entonces es que hemos ganado", resumió el presidente de Tissot.

Esta es la filosofía de esta empresa de origen familiar, fundada por Charles Felicien Tissot, en Le Locle (Suiza). Desde mediados del siglo XIX sigue afincada en el corazón del macizo del Jura, en el norte de los Alpes donde el invierno es eterno y se levantan moles fabriles, y otros bloques de diseño, de las principales marcas relojeras de lujo del mundo como Tag Heuer, Longines, Audemars Piguet y Omega, la medidora de los récords olímpicos de Michael Phelps o Usain Bolt.

Dentro de su ideosincracia está también los acuerdos a largo plazo con los deportes a los que se asocia, caso del ciclismo (Tour de Francia, La Vuelta a España y los Mundiales UCI, entre otros), baloncesto (NBA y FIBA), el motor (MotoGP y Mundial de Superbikes) y el rugby (Seis Naciones).

En 2001 se convirtió en cronometrador de MotoGP; en 2003 produjo el primer reloj oficial del campeonato, y un año después, nació el primer 'T-Race', una colección que se ha convertido en un sello del Mundial. "Nuestro compromiso en todo lo que hacemos es a largo plazo. Llevamos 165 años haciendo relojes y no vamos a parar de hacerlos ahora. Por eso, los acuerdos que hemos firmado con MotoGP, el Tour o La Vuelta son siempre pensando en el futuro", subrayó.

Tissot es la mayor marca de relojería suiza tradicional en cuanto a volumen de ventas, con una cuota de 4 millones de los 25 millones de ejemplares que se venden al año en el país helvético, 14.000 puntos de venta y más de 350 tiendas 'boutique' repartidas por los cinco continentes.

No obstante, la ambición del gigante relojero suizo no se detiene ahí. A finales de 2019, lanzará un reloj "conectado" y "táctil" que podrá interactuar con nuestro teléfono 'inteligente", con una "amplía autonomía" y un sistema operativo propio, "independiente" de Android e iOS. "Pero la esencia de la marca sigue siendo la misma: a la gente le gustan los coches 'cabriolet', pero los que más se venden son los clásicos", comparó este hombre de negocios francés en la terraza del VIP Village del circuito Ricardo Tormo.

Contador