Alonso (Renault) confirma su resurrección con la segunda victoria consecutiva

Actualizado 12/10/2008 12:48:39 CET
Reuters

FUJI (JAPÓN), 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

El piloto español Fernando Alonso (Renault) confirmó su resurrección en el Mundial de Fórmula 1 con su segunda victoria consecutiva de la temporada, fraguada en un Gran Premio de Japón donde aprovechó la precipitación del líder del campeonato, Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes), y el buen momento de su monoplaza, igualmente recuperado en estas últimas carreras.

La carrera japonesa se presumía como un punto de inflexión en la lucha por el Mundial, con Hamilton partiendo desde la 'pole' posición inmejorable para aumentar sus siete puntos de renta sobre Massa, que salía quinto. Sin embargo, el británico acusó la presión que ya enturbió su temporada de debut y en la primera vuelta se retrasó hasta la última posición, tras una salida horrible y un trompo a mitad de la primera vuelta. Solo pudo remontar hasta la duodécima plaza.

Alonso aprovechó perfectamente el error en la primera recta de Hamilton, que también condenó a Kimi Raikkonen (Ferrari), para colocarse segundo por detrás de Robert Kubica (BMW Sauber), al que no perdió de vista en ningún momento. El español, que nunca había ganado en Fuji, superó al polaco en el primer repostaje y tomó el mando hasta el final, con un ritmo alegre que ilustra la progresión de Renault, confirmada con el cuarto puesto de Nelsinho Piquet.

Kubica se subió al segundo cajón tras llegar a cinco segundos de Alonso y Raikonnen cerró el podio, mientras su compañero de equipo, Massa, se sobrepuso a una penalización por tocar a Hamilton en la primera vuelta para finalizar séptimo y recortar a cinco puntos la renta del británico a falta de dos carreras, China y Brasil.

El líder del Mundial cerró así un fin de semana muy negativo que, sin embargo, había comenzado de la mejor forma posible: con una 'pole' incontestable. A su penoso inicio se sumó una sanción por poner en peligro a Raikkonen en la primera recta de carrera, demasiado lastre acumulado, así que abandona Japón sin sumar ni un solo punto a su casillero.

La actuación de Hamilton trajo el recuerdo de las dos última carrera de la pasada temporada, donde los errores de pilotajes le privaron de coronarse campeón en la temporada de su debut. Una presión que no está acusando en esta parte final de temporada Alonso, sabedor de que no corre por ganar el título, sino más bien por demostrar al resto de la parrilla que sigue siendo un gran piloto, independientemente del volante que maneje.

Entre el resto de pilotos, Jarno Trulli (Toyota) dio una alegría a su escudería, que corría en casa, logrando el quinto puesto, seguido por Sebastien Vettel (Toro Rosso), habituado ya a moverse en la parte noble de las clasificaciones. El último punto lo cazó Mark Webber (Red Bull), octavo, en un 'top-ten' que cerraron Nick Heidfeld (BMW Sauber) y Sebastien Bourdais (Toro Rosso).