Actualizado 16/01/2007 01:01 CET

La caravana no abandona Mauritania y no vivirá su segunda etapa maratón

NEMA (MAURITANIA), 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los participantes del Rally Lisboa-Dakar 2007 afrontarán hoy la décima etapa del 'raid' en la que no abandonarán el terreno mauritano y sus peculiaridades, después de la que organización se viese obligada a cambiar el recorrido de esta etapa.

En un principio, esta jornada debería ser la segunda etapa maratón con más de 500 kilómetros de especial, pero, por seguridad, se eludió finalmente pasar por la localidad de Tombouctou, lo que significaba la entrada en Mali.

Al final, los pilotos tendrán una especial de 366 kilómetros con todas las peculiaridades del terreno mauritano, con arena y navegación como claves, pero donde las diferencias no serán tan decisivas como su primer diseño, calificado por muchos como uno de los días decisivos del 'raid' más duro del mundo.

De todos modos, los competidores deberán salvar los puntos complicados con los que los organizadores habrán querido 'compensar' la ausencia de la etapa maratón.