Publicado 13/05/2022 20:06

Jordi Xammar: "Nuestra fortaleza como equipo es que no hay un jefe que lo decide todo"

De izda a dcha: Florian Trittel, Joel Rodríguez, Paula Barceló, Jordi Xammar, Diego Botín y Joan Cardona, tripulación española del F50 Victoria de la SailGP
De izda a dcha: Florian Trittel, Joel Rodríguez, Paula Barceló, Jordi Xammar, Diego Botín y Joan Cardona, tripulación española del F50 Victoria de la SailGP - SPAIN SAILGP TEAM

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El regatista catalán Jordi Xammar se muestra ilusionado ante la Temporada 3 de la SailGP, el espectacular circuito de catamaranes voladores que da inicio este sábado en Bermuda, y donde será el patrón del equipo español, cuya "fortaleza" principal reside en que "no hay un jefe que lo decide todo" y que confía en que puedan mostrar todo su "potencial".

El bronce olímpico de 470 junto a Nico Rodríguez en Tokyo 2020 asumió la 'jefatura' del F50 Victoria en la prueba celebrada en San Francisco (Estados Unidos) en sustitución del neozelandés Phil Robertson, y ahora liderará un equipo muy joven y plenamente nacional que quiere mostrar su nivel con algo más de experiencia.

Junto a él, estarán Florian Trittel (trimmer de ala), Diego Botin (controlador de vuelo), Joel Rodríguez (grinder), Joan Cardona (táctico y grinder) y Paula Barceló (atleta), además de la incorporación de ultima hora de Jake Lilley, que ejercerá de grinder tras el reciente accidente de Cardona, quien a principios de semana se rompió el metacarpiano de un dedo de la mano en una caída en bici entrenando.

"Lo bueno que tenemos en este equipo es que realmente, a nivel individual, somos todos muy buenos. Joan Cardona es medallista olímpico, Diego Botín como si lo fuera, Florian Trittel lo mismo. Ellos tienen más experiencia que yo en un F50 y nuestra fortaleza como equipo es que no hay un patrón que lo decide todo sino que decidimos todo en grupo, buscando siempre lo mejor para el equipo", expresó Xammar a Europa Press tras la presentación en Madrid del equipo español.

El barcelonés aseguró que tiene "confianza ciega" en sus compañeros y por eso prefiere repartir esfuerzos. "Cardona es nuestro grinder, pero se encarga de las funciones de la táctica, que lo hace normalmente el piloto, pero si voy centrado plenamente en la conducción, haré mejor lo mío y él lo suyo. Dividimos mucho las tareas y eso es una gran fortaleza", subrayó.

Xammar no esconde que son el equipo más joven de la competición y que también tiene "menos experiencia" que el resto. "Pero a la vez vamos a por todas. Ya vimos en San Francisco los destellos del potencial que podemos tener y confiamos en que la Temporada 3 pueda ser una gran temporada para el equipo español. Somos conscientes de la magnitud del desafío, pero a la vez sabemos que con nuestro método de trabajo y con el talento que hay a bordo y alrededor puede ser una gran temporada", confesó.

Para dominar un F50, el español ha pasado horas en el simulador. "Ha sido clave para mí. Me he subido al barco con seis sesiones de simulador y luego he hecho seis de realidad y he avanzado lo mismo. En el simulador nos enfocamos más en unos objetivos y en la realidad en otros, pero es una gran herramienta que me ha servido muchísimo y gracias a él también pudimos hacer ese debut con un segundo y tercer puesto", recordó.

DESEOSO DE LLEGAR A LA PRUEBA DE CÁDIZ

"Es como pasar de una Vespa a una MotoGP", reconoció Xammar sobre el hecho de pasar de navegar en un 470 a un F50. "Pero al final no deja de ser todo navegar e intentar hacer correr un barco por encima del agua lo más rápido posible e intentar ganar a los otros barcos", apuntó.

"Es impresionante lo distintos que son y a la vez las similitudes que tienen. Los deportistas de este equipo somos los mismos que estamos en la campaña olímpica y estar en un F50 nos sirve para seguir mejorando al deportista, que es el que luego tiene que hacer correr el barco olímpico o el F50", añadió.

Y es que Xammar y el resto del equipo compaginará esta SailGP con el deseo de estar en París 2024. "Tenemos dos grandes retos por delante, grandísimos y a la vez supercomplementarios. El ser bueno en SailGP y formarte te ayuda a ser mejor regatista olímpico. Tenemos unos años muy buenos por delante como deportistas y ojalá que dentro de estos dos años y un poco más se hayan hecho cosas grandes para el deporte español", deseó.

"Sin duda, Cádiz", replicó sobre la prueba que más espera de todas las paradas de este circuito. "Es el Gran Premio de casa y el año pasado ya fue el mejor evento de todo el calendario. Ya sabíamos que podía sorprender, pero no nos imaginábamos que tanto. Este año vuelve y realmente lo tenemos muy enfocado y queremos devolver todo el cariño que nos dieron con un buen espectáculo y un buen resultado en el agua. Intentaremos sin duda dar nuestra mejor versión", sentenció.

Contador

Más información