Publicado 07/08/2020 17:27:38 +02:00CET

Jorge Prado: "Estoy bastante bien para hacer las mangas a muy buen ritmo"

El piloto español Jorge Prado durante un Gran Premio de motocross
El piloto español Jorge Prado durante un Gran Premio de motocross - DIEGO MUÑOZ - Archivo

MADRID, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

El piloto español Jorge Prado (KTM) se ve "bastante bien" para volver a la acción este fin de semana al Mundial de Motocross, que reanuda su calendario en Letonia, aunque tras el parón por el coronavirus y la lesión que sufrió en la clavícula no se ve para hacer las dos mangas "a fondo", pero "sí a muy buen ritmo".

"Estuvimos entrenando mucho las últimas semanas y hoy estoy un poco cansado. Físicamente estoy bastante bien, pero esta semana fue bastante dura con muchos entrenamientos y por eso estoy algo 'cascado'. No estoy al cien por cien, pero bastante bien y muy bien para el tiempo que llevo en la moto. A ver, para hacer las dos mangas de 35 minutos a fondo no, pero para hacer las mangas a muy buen ritmo sí", señaló Prado en una entrevista facilitada este viernes por su departamento de prensa.

El gallego disputó hace cinco meses su último Gran Premio y desde entonces, además del confinamiento, tuvo que continuar con su rehabilitación de la fractura de fémur de finales de 2019, y luego tuvo que lidiar con una inoportuna rotura de clavícula en junio, pero cuya recuperación fue "muy fácil comparada con la del fémur"

"En ningún momento tuve dolor. Sí que es verdad que las primeras semanas tienes un poco de molestia, pero a las cuatro semanas me volví a subir a la moto y me encontré bien con el hombro. Todo estaba perfecto, ni una molestia, ahora tengo el hombro al cien por cien", admitió.

Ahora, lo que le falta es, "en general, más horas de moto". "La moto es el entrenamiento principal y lo demás son complementos, pero la base tiene que tener muchas horas de moto", apuntó el lucense, que se siente "muy cómodo con la 450".

El piloto español, doble campeón del mundo en la categoría de MX2, cree que se ha "adaptado bien" a la nueva categoría de MXGP, aunque considera todavía puede "mejorar mucho en la puesta a punto" y en el "pilotaje" en cuanto pueda tener "más horas".

"No echo nada de menos la dos y medio. Son distintas, pero al final es motocross, con una moto llegas más fácil a los saltos y con otra te cuesta más, con una aceleras más, pero te cuesta más frenar por su inercia. La 450 es más potente y llevas más velocidad, a mí me encanta", opinó.

De todos modos, no tiene "ni idea" si puede pelear contra los favoritos de su categoría. "Soy un piloto de carreras, no de entrenamientos y si cogemos las referencias que estamos viendo por aquí, creo que puedo ser un piloto de cabeza. Soy un piloto ganador, ya soy campeón del mundo y mi mentalidad es de ganador, no de hacer un quinto, y me da igual quien esté delante", comentó.

"NO TENGO PROBLEMA EN COMPETIR 3 VECES EN EL MISMO CIRCUITO"

Prado debe afrontar un calendario, más corto e intenso, empezando con la prueba en Letonia que albergará tres citas en una semana (domingo, miércoles, domingo). "Si la primera me va bien, iré motivado para la segunda y la tercera. No tengo ningún problema por competir tres veces en el mismo circuito", puntualizó.

"Supongo que en la segunda se cambia el sentido de la pista y creo que en la otra dirección es más duro físicamente, pero yo entreno todos los días en Malagrota por lo que no me importa correr tres días en el mismo circuito", agregó el gallego.

Al doble campeón del mundo le gusta el nuevo formato sin la clasificatoria y se concentra todo el día de carrera. "Ese día va a ser muy largo, pero no arrastramos el cansancio del anterior. Los cronos van a ser muy importantes, hay que saber cuando hacer la vuelta rápida, la pista se va rompiendo y hay que ver como están los apoyos, pero quizás haya que atacar al principio, no te puedes despistar, sobre todo en Letonia que la primera curva es muy cerrada", analizó.

Finalmente, Prado no cree que con todo lo que ha pasado "sea un año para olvidar". "Al contrario, creo que es para recordar, para aprender y para valorar lo que teníamos, la libertad que teníamos, lo fácil que era la vida y con este virus hemos comprobado como se puede complicar todo tanto como para tener que estar en casa encerrado", confesó.

"Siempre se tiene un poco de miedo, pero yo estaba en contacto diario con mis abuelos y ellos, como personas vulnerables, han sido muy responsables, no se han puesto en riesgo y han tomado todas las medidas para evitar riesgos y eso me tranquilizaba. Personalmente, el confinamiento no ha sido tan duro porque yo estaba en Bélgica y teníamos mucha más libertad para poder salir", sentenció.