McGregor quiere superar a Mayweather y Cristiano Ronaldo como los deportistas mejor pagados

El luchador irlandés Conor McGregor
REUTERS
Actualizado 02/11/2017 13:44:05 CET

DUBLIN, 2 Nov. (Reuters/EP) -

El luchador irlandés Conor McGregor admitió que su "objetivo ahora mismo es ser el atleta mejor pagado de Forbes 2018", superando así al luchador y rival Floyd Mayweather y al futbolista Cristiano Ronaldo, y lograr de esta forma el "sueño" de superar la barrera del billón de dólares.

"Mi objetivo ahora mismo es ser el deportista mejor pagado del ranking de la revista Forbes de 2018 y llevar mi camino hacia el billón de dólares, y después continuar", señaló McGregor en una entrevista para 'Reuters' con motivo de la 'Premiere' de su película documental 'Notorius'. "Siendo honestos, solo sueño con alcanzar la marca billonaria y estoy circulando alrededor de esa marca", añadió.

En la última lista de Forbes, el futbolista Cristiano Ronaldo era el mejor pagado y el luchador irlandés amasó unas ganancias de 34 millones que le situaron en el número 24, aunque confía en que para 2018 la situación cambie, sobre todo por las millonarias cantidades de su combate con Floyd Mayweather. "El año que viene, si esto sigue así, Floyd (Mayweather) será número uno, yo seré el segundo y Ronaldo será el número tres. Si peleo en una o dos ocasiones más, puedo adelantar a Floyd", aseguró.

El objetivo de McGregor pasa por "ser parte" de la compañía que organiza el campeonato de artes marciales mixtas y puso como ejemplo al rapero P Diddy para revelar cómo buscará crear un imperio económico. "Gana 750 millones, es la celebridad mejor pagada y el rapero mejor pagado durante varios años. Él no hace música, sino vodka y esa fórmula seguiremos", confesó un McGregor, que también tiene su marca de whisky propia ('Notorius').

El doble campeón de las artes marciales mixtas (MMA) también reconoció un cambio "extraterrestre" en su nueva vida, aunque eso no le ha hecho cambiar. "Hay muchas cosas alrededor mía que han cambiado, ¿pero yo? Yo sigo siendo el mismo, engreído y arrogante, pero trabajador y humilde. Es una mezcla de cosas", reconoció el irlandés.

Todos estos cambios están provocando que Conor McGregor continúe "intentando entender la situación" y, aunque sus esfuerzos se centrarán ahora en ese imperio financiero, el irlandés no se olvida de que sigue siendo "un modelo para los niños".

Su estilo de vida y sus habituales comentarios racistas y misóginos han provocado numerosas críticas sobre 'The Notorious' que no parecen afectarle. "La gente tiene problemas de verdad. La gente se despierta cada día con frío, hay personas durmiendo en las calles y muriendo de hambre como para ver a famosos quejándose por eso", criticó.

"Llevo una buena vida así que qué más da si soy juzgado o criticado. Estoy realmente agradecido por estar en la posición en la que estoy y no hay un solo día que no me levante y dé las gracias por lo afortunado que soy", concluyó.