El Rey subraya el "espíritu de sacrificio" de Messner y Wielicki, dos de los "más grandes himalayistas"

El Rey Felipe VI en los Premios Princesa de Asturias
REUTERS
Publicado 19/10/2018 20:25:17CET

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Rey Felipe VI destacó el "espíritu de sacrificio" y la "dilatada trayectoria" de los alpinistas Reinhold Messner y Krzysztof Wielicki, que recibieron este viernes el Premio Princesa de Asturias de los Deportes tras imponerse a las 20 candidaturas restantes.

"Practican un deporte mítico, que se enfrenta a retos casi imposibles. Un deporte difícil, que exige disciplina, valor y espíritu de sacrificio, destreza y precisión. Es quizá mucho más que un deporte", indicó el monarca en su discurso oficial pronunciado en el Teatro Campoamor.

"Todas estas cualidades, que ellos han puesto a prueba a lo largo de su destacada trayectoria (...) forman parte de un conjunto de valores que en el himalayismo adquieren un carácter casi mágico, heroico: esa antiquísima lucha entre el ser humano y los elementos, ese deseo de conquista, de superación absoluta y entrega total que Messner y Wielicki conocen bien, es la quintaesencia de uno de los deportes más esforzados", añadió el Rey.

Además, Felipe VI repasó sus respectivas carreras como deportistas, poniendo en valor algunas de sus mejores cualidades. "Reinhold Messner ha vivido desde niño rodeado de montañas impactantes que le retaban y le llamaban. A lo largo de su vida han sido muchas las ocasiones en que ha logrado el triunfo, coronando las cumbres más elevadas del planeta y también atravesando los desiertos más crudos, en dificilísimas condiciones", dijo.

"Ha vivido también experiencias muy tristes, y auténticos renacimientos, como él mismo ha contado en sus libros. Toda esa historia llena de éxitos deportivos lo ha transformado además en una persona seriamente comprometida con el planeta y su conservación. Tras ser el primero en coronar sin ayuda de oxígeno los 14 ochomiles -una gesta única-, Messner ha dedicado su vida a la protección de esa naturaleza, en la que tantas cosas inolvidables ha encontrado y a la que regresa, como él dice, 'para seguir buscando la verdadera esencia del hombre'", apuntó.

Por su parte, Krzysztof Wielicki "es también uno de los más grandes himalayistas, emblema de la escuela polaca de los 80 y el primero que acometió la ascensión de los ochomiles en invierno". "Quienes conocen bien sus hazañas hablan de que sus especialidades son la soledad, la rapidez y lógica el frío. Tres elementos que, a priori, nos resultan especialmente difíciles y de extrema dureza", explicó.

"Pero que han definido una trayectoria deportiva asombrosa, completa, que le convierte en un símbolo de lo que significa ser alpinista; de lo que es ser uno de los más grandes alpinistas de la historia. Ambos, Messner y Wielicki, representan, pues, ese ejemplo de todo lo que, con coraje, con pasión, el ser humano es capaz de alcanzar", finalizó Felipe VI.