Actualizado 05/09/2012 21:31 CET

AMP.- Ciclismo/Paralímpicos.- Venge-Llaurado repiten oro y Maurice Eckhard se toma la revancha de Pekín

El tándem formado por Christian Venge y David Llauradó
CPE

(Amplía tras final de participación)

El tándem ganó la crono por dos segundos, el catalán se derrumbó de la emoción tras enterarse por la prensa que había sido bronce

LONDRES, 5 Sep. (del enviado especial de Europa Press, Ramón Chamorro) -

El tándem formado por Christian Venge y David Llauradó conquistó este miércoles la quinta medalla de oro para la delegación española presente en los Juegos Paralímpicos de Londres, tras imponerse en la prueba de contrarreloj, una modalidad donde Maurice Eckhard, en C2, logró un emocionado bronce con sabor a revancha.

El circuito de Brands Hatch fue el escenario de los primeros éxitos de los ciclistas españoles en la modalidad de carretera, después de que en el Velódromo lograsen cuatro metales, un oro, una plata y dos bronces. Había expectativas en las contrarrelojes, y los resultados fueron satisfactorios.

Así, el protagonismo del día recayó sobre el dúo Venge-Llauradó, que había preparado con mimo la ruta, lo que pudo pasar factura en la pista, donde no pudieron meterse en las finales de la modalidad de persecución. Los catalanes defendían además en la crono el oro de hace cuatro años en Pekín, y lo hicieron con éxito, aunque con una exigua ventaja sobre los italianos Ivano y Luca Pizzi, actuales campeones del mundo.

Pero los españoles se aferraron a su trono pese al ímpetu de los actuales campeones del mundo, que apretaron hasta el final, pero que se quedaron finalmente a dos segundos de un oro construido por los catalanes en las dos primeras vueltas al circuito.

Ahí, y sin los australianos Kieran Modra y Scott McPhee en liza, el tándem nacional empezó marcando las primeras distancias y ya tras los primeros ocho kilómetros aventajaban a los italianos en 17 segundos, con los canadienses Daniel Chalifour y Alexandre Cloutier, momentáneamente segundos a ocho.

Los norteamericanos se fueron hundiendo paulatinamente (perdieron la medalla ante los irlandeses Brown y Shaw), mientras Venge y Llauradó seguían a un gran ritmo y a falta de una vuelta aventajaban a los Pizzi en 16 segundos. Los actuales campeones del mundo demostraron su nivel e hicieron peligrar el oro de los españoles, que doblaron a sus compatriotas Miguel Ángel Clemente y Diego Javier Muñoz (undécimos), y que pudieron respirar por unos escasos dos segundos.

PRIMERA MEDALLA DE ECKHARD.

Horas antes, la jornada en Brands Hatch se abrió con la emocionada medalla de bronce del ciclista catalán Maurice Eckhard en la clase C2, que en sus terceros Juegos, logró 'domar' al trazado y saborear un preciado metal, quedándose tan sólo a 43 centésimas de la plata del chino Guihua Ling, y cinco segundos y medio del campeón, el alemán Tobias Graf, firmando un sensacional final de prueba.

Además, el barcelonés cruzó la línea de meta y pasó por la zona mixta donde la prensa española le esperaba para felicitarle por el éxito, aunque el español lo desconocía, lo que le hizo derrumbarse de emoción y entre lágrimas y alegría celebrarlo con la grada donde estaban sus familiares.

Eckhard se tomó así la revancha de lo que le había sucedido en la contrarreloj de los Juegos de Pekín, donde por dos segundos se quedó sin medalla. En esta ocasión, sí pudo sonreír y celebrar un bronce por todo lo alto, después de un gran tramo final donde no sólo defendió con autoridad su tercer puesto sino que estuvo a punto de saborear la plata.

El catalán, que entrena en Valencia, marcó el tercer mejor registro tras la primera vuelta, a dos segundos del chino, pero con tan sólo apenas tres sobre el francés Laurent Thirionet y uno más sobre el irlandés Colin Lynch. Sin embargo, su segunda vuelta fue magistral, se acercó al tiempo de su amigo Graf, y cerca estuvo de remontarle al asiático. Por detrás, sus dos rivales no pudieron mantener el ritmo y no pudieron inquietar el éxito del español.

En cambio, no hubo tanta suerte en otras pruebas, sobre todo en C4 y en C3, por diferentes motivos. En la primera, ni Roberto Alcaide ni César Neira pudieron defender sus éxitos de Pekín en esta disciplina, bronce y oro, respectivamente, aunque el primero se quedó cerca, a casi ocho segundos del tercero, aunque su resultado es positivo ya que se operó de una fractura de clavícula hace un par de meses. Su compañero fue sexto.

Por su parte, Juan Emilio Gutiérrez, posible opción de medalla en la segunda clase por ser subcampeón del mundo en 2011, se cruzó con la mala fortuna el día anterior cuando una caída le dañó el hombro y el codo derechos, además del pómulo, por lo que incluso tuvo que someterse a un TAC.

"Bastante que he salido, que me han dejado salir. He intentado hacerlo lo mejor posible, agradezco a los médicos que ayer me trataron como un hijo. Me salvaron todo lo que tenía en la cara y me ha dado fuerzas para salir. He salido gracias a los médicos, que han hecho posible que saliese, me gustaría haberles dado un resultado más digno", indicó el almeriense, que finalizó undécimo.

Por su parte, en C1, Juanjo Méndez no pudo estar cerca de las medallas, que le quedaron a 18 segundos, mientras que Raquel Acinas, desfavorecida por juntar las clases C1-2-3, sólo pudo ser sexta, mismo resultado que el tándem Josefa Benítez-María Noriega. Aitor Oroza, en los triciclos, fue decimosexto.