Actualizado 07/01/2022 14:28 CET

España alcanza su segunda final de la Copa ATP

Roberto Bautista celebra un punto durante la Copa ATP 2022
Roberto Bautista celebra un punto durante la Copa ATP 2022 - AAPIMAGE / DPA

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

España jugará su segunda final de la Copa ATP, competición por equipos que se está celebrando en Sidney (Australia) hasta el domingo, después de eliminar este viernes en las semifinales a Polonia gracias a las victorias en los individuales de Pablo Carreño y Roberto Bautista.

El tenista asturiano, número dos del equipo, fue el encargado de dar el primer punto al batir con autoridad por 6-2, 6-1 a Jan Zielinski, mientras que el castellonense tuvo que batallar durante casi tres horas con Hubert Hurkacz, nueve del mundo, para sellar el pase tras imponerse por 7-6(6), 2-6, 7-6(5).

El equipo español, subcampeón en 2020 en la primera edición de esta competición ante Serbia y semifinalista en 2021, se medirá el domingo al ganador de la eliminatoria entre Rusia y Canadá, que se disputará este sábado.

España mantiene su buena sintonía con esta Copa ATP y pese a la ausencia de Rafa Nadal ha vuelto a dejar claro que tiene otras 'armas' para ser competitiva en este tipo de citas. De momento, se planta en la final sin haber cedido uno de sus ocho individuales y con sólo dos derrotas, intrascendentes, en el doble ante Serbia y ante los polacos, que con Zielinski y Szymon Walkow se llevaron el último punto ante Pedro Martínez y Albert Ramos (4-6, 6-3, 10-6).

El billete a la semifinal se presentaba igualado porque pese a la diferencia de ranking entre los dos números dos, entre los dos 'jefes' de equipo se presumía mucho equilibrio. De momento, Carreño cumplió sin problemas y sin gastar energía pensando en su posible incorporación en el doble ante Jan Zielinski, sustituto de un Kamil iMajchrzak, 117 del mundo, pero que había ganado todos sus individuales en la fase de grupos, y baja por dar positivo por coronavirus.

 

El de Gijón no se relajó y arrolló en menos de una hora a su rival por 6-2, 6-1 y sin ceder ni una sola oportunidad de 'break' para dar más calma a un Bautista que debía de medirse a un Hurkacz, nueve del mundo y muy peligroso en este tipo de superficies, aunque había perdido en sus dos anteriores enfrentamientos con el castellonense.

 

El tenista polaco se apoyó en su fortaleza en el saque (24 'aces') para complicar las cosas al español, que sólo pudo romper en una ocasión el saque de su rival, al inicio del partido, pero que fue capaz de sobreponerse a eso para ganar por 7-6(6), 2-6, 7-6(5) en dos horas y 47 minutos.

Bautista, muy firme con el servicio también salvo en el segundo parcial, no pudo aprovechar esa rotura en el tercer juego y perdió su ventaja en el octavo. La renovada igualdad provocó que el primer set se decidiese en la 'muerte súbita' donde el 19 del mundo jugó con más calma los compases decisivos (8/6).

Sin embargo, Hurkacz reaccionó rápido y quebró a las primeras de cambio en la segunda manga para jugar con más comodidad y llevar el partido a un tercer y definitivo parcial con una segunda rotura más, que no mermó en su ánimo a Bautista.

El castellonense recuperó la fortaleza de su servicio y se lo negó al polaco, que no gozó de ninguna opción de rotura y que fue el que más sufrió desde el saque. El nueve del mundo cedió cuatro opciones de roturas, tres de ellas bolas de partido que el español no supo aprovechar ni con 5-4 ni con 6-5. El billete se tuvo que decidir en otro 'tie-break' y Bautista mostró de nuevo nervios de acero para lograr la victoria (7/5).

 

Contador