Fernández-Ladreda: "Cuando asumo la presidencia mi objetivo es que Conchita sea capitana de Copa Davis"

Publicado 06/07/2015 0:38:48CET

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Real Federación Española de Tenis (RFET), Fernando Fernández-Ladreda, se ha mostrado seguro de que el nombramiento de Conchita Martínez este domingo como capitana de Copa Davis "va a dar sus frutos" ya que ha podido ser testigo del buen trabajo de la aragonesa los últimos años, al tiempo que ha explicado que no vio preparada para el reto a Gala León y que no quiere perpetuarse en su nuevo cargo.

"Cuando estaba en el equipo federativo fui varias veces con el equipo de Copa Federación, a Buenos Aires, Rumanía... La vi trabajar, me gustó, la vi tratar a los jugadores. Me gusta cómo entrena, cómo se relaciona con el grupo, cómo maneja el grupo, el rigor que tiene en todo lo que hace. La verdad es que, siendo justo con la realidad, en el momento en el que asumo la presidencia mi objetivo es que Conchita sea capitana de Copa Davis", indicó.

En una entrevista a Radio Marca, recogida por Europa Press, el dirigente ovetense, nombrado presidente el pasado jueves, defendió la elección de este domingo para la Davis de la que es desde 2013 capitana de Copa Federación. "No quiero menospreciar a nadie, hay mucha gente que lo podría hacer bien, pero a Conchita la vi trabajar y me quedé siempre asombrado con su trabajo. Será capitana para esta eliminatoria y para la de septiembre pase lo que pase", confesó.

Por otro lado, Fernández-Ladreda apuntó que optó por la destitución de Gala León, cesada el pasado viernes, tras percibir que no estaba preparada para el reto. Además, el presidente de la RFET, que asumió el cargo el pasado jueves tras la dimisión de José Luis Escauñela, suspendido por el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) al igual que Olvido Aguilera --en funciones en el cargo--, no vio tampoco factible la continuidad de Gala al quedarse ésta sin "sus valedores".

"La llamé por teléfono y la comuniqué la rescisión del contrato que tenía con la Federación, tanto en la dirección deportiva como en la Copa Davis. La verdad es que ella había presentado la dimisión y a mí me llevó a pensar que a lo mejor no se veía preparada para afrontar el reto y más cuando sus valedores no estaban ya en la Federación. Por eso tomo la decisión", afirmó a pesar de que la ya ex capitana le comunicó posteriormente su ilusión por estar en Rusia.

"Que te llamen para rescindir tu contrato cuando pensabas que lo ibas a cumplir, te ibas a sentar en el banquillo de la selección española, para nadie es plato de buen gusto. No le tuvo que gustar", apuntó explicando que aún no ha hablado con Julián Alonso, quien era vicecapitán, y sobre su situación después del nombramiento de Conchita.

"NO LLEGO PARA USURPAR EL PUESTO A NADIE"

Por otro lado y en cuanto al trabajo que tiene por delante en una Federación señalada por el Consejo Superior de Deportes (CSD) por la falta de transparencia en unas cuentas bajo investigación, Fernández-Ladreda explicó que llega dispuesto a trabajar por el tenis, sin miedo a lo que se pueda encontrar en los cajones. "Es un lío, pero para mí es un orgullo trabajar por el tenis español", explicó.

"Me gustaría recuperar la normalidad y que hablemos de tenis. No tengo miedo a nada, sólo quiero que nos dejen trabajar, que me den una oportunidad. Quiero trabajar por el tenis, que no me sacrifiquen a los cinco minutos, que todos los estamentos ligados al tenis me dejen un tiempo, que rememos en la misma dirección", añadió.

"Vamos a despolitizar el tenis español. Estaremos hasta el segundo semestre del 2016, ahí convocaré elecciones y todos podrán presentarse. Haremos un proceso limpio, pero meter a la RFET ahora en unas elecciones sería un gran error. No llego para usurpar el puesto a nadie. Llego porque quiero trabajar por el tenis, no vengo a perpetuarme. Este cargo es un orgullo pero estaba feliz en mi casa, en Oviedo", insistió.

Además, el nuevo presidente de la RFET insistió en que unas elecciones ahora perjudicarían a la Federación. "Quiero explicar a las federaciones territoriales que si convoco ahora elecciones dentro de ocho meses habría que hacerlo otra vez y no tendría tiempo el elegido para hacer nada. Quiero hablar con todos, que participen y trabajemos por el tenis. Vengo a trabajar hasta el segundo semestre del 2016", finalizó.