Ferrero: "Ser capitán de la Davis ahora está en un segundo plano"

Juan Carlos Ferrero Y Nicolás Almagro, Convocados Para La Davis
REMITIDO - Archivo
Publicado 05/11/2018 14:13:11CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El extenista español Juan Carlos Ferrero, ganador de un 'Grand Slam', tres 'Ensaladeras de plata' y ex número uno del mundo, afirmó que ser capitán del equipo español de la Copa Davis "ahora está en segundo plano", y confesó que a lo largo de su carrera profesional ganó mucho más de lo que imaginó.

"Si me hubiesen dicho cuando empecé a jugar al tenis todo lo que iba a conseguir, no me lo hubiera podido creer. Gané la Copa Davis varias veces, un Roland Garros, fui número uno del mundo ... es mucho más de lo que podía haber esperado", señaló Juan Carlos Ferrero, que el próximo 13 de noviembre recibe el Premio Ciudad de la Raqueta en la categoría Trayectoria Tenis.

Ferrero no pone ningún pero a su trayectoria, aunque quizás la derrota en la final de la Copa Masters de Shanghai ante el australiano Lleyton Hewitt y el haber podido ganar "algún Grand Slam más" fue lo que más echó en falta. "Pero la sensación que tengo es que siempre lo di todo, que peleé por grandes objetivos y algunos de ellos, los puede conseguir", indicó al gabinete de prensa de la Ciudad de la Raqueta.

El de 2003 fue el año mágico en la carrera de 'El Mosquito', "sin duda alguna". "Fue muy bueno, el mejor año de mi carrera. Gané Roland Garros, fui número uno del mundo, disputé finales muy importantes, gané cinco torneos. Fue un gran año. Notas que estás bien, pero es complicado predecir lo que iba a pasar. Por ejemplo, los Grand Slam son impredecibles. Puedes estar muy bien, pero en siete partidos pueden pasar muchas cosas", subrayó.

Ferrero dijo que ha visto muchos jugadores hacer grandes resultados en categorías inferiores y que después no cuajan en profesionales. "Yo con 13, 15 ó 16 años, ya hacía muy buenos resultados. Con esa edad ya no ves tan lejos el poder llegar a ser profesional. Con 17 años tenía los mejores resultados posibles. Se podía vaticinar que iba a ser un buen jugador, pero incluso con esas circunstancias no es tan fácil acertar", explicó.

Sus mejores recuerdos como profesional son los de las victorias en la primera Copa Davis en 2000 y los de Roland Garros en París y el número uno de la ATP en 2003. "Cualquiera de esas tres cosas es complicadísimo de conseguir", apuntó.

Tras la retirada, Ferrero ha seguido ligado al tenis a través de proyectos como su Academia, entrenando a jugadores y siendo director del torneo de la ATP en Valencia. "¿Qué me falta por hacer? De todo, con lo que me quedo es con haber seguido ligado al mundo del tenis tras mi retirada. La Academia Equelite JC Ferrero es muy importante, pero ahora estoy también muy ilusionado con el trabajo con un jugador con mucho talento y muy joven como es Carlos Alcaraz. Todo el mundo habla de Zverev, pero eso ya ha pasado y estoy centrado en Carlos", manifestó.

Sobre ser capitán del equipo español de la Copa Davis, señaló que eso "ahora es secundario". "Está en un segundo plano. Llegará en un futuro si llega. Ahora estoy centrado con Carlos Alcaraz y en que los jugadores y la Academia estén bien", matizó.