Actualizado 06/07/2015 20:51 CET

Murray y Wawrinka se clasifican para cuartos

Andy Murray en Wimbledon
Foto: WIMBLEDON

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El tenista suizo Stan Wawrinka y el escocés Andy Murray han logrado este lunes su clasificación para los cuartos de final de Wimbledon, tercer 'Grand Slam' de la temporada, después de sus respectivas victorias sobre el belga David Goffin y el croata Ivo Karlovic.

   Wawrinka, que ocupa el número cuatro del ranking de la ATP, se impuso a Goffin por 7-6(3), 7-6(7) y 6-4 en un duelo que se alargó dos horas y 23 minutos. Ahora, el suizo se enfrentará al francés Richard Gasquet, cabeza de serie número 21 del torneo.

   El helvético, pese a ser el cuarto favorito sobre la hierba del All England Club, no fue capaz de exhibir rotundidad con su juego en el set inaugural, y donde solamente se vio una bola de 'break' favorable al belga. Se produjo en el tercer juego, pero Wawrinka la salvó y ninguno de los tenistas cedió terreno con sus servicios.

   Así, la primera manga quedó abocada a una muerte súbita en la que Goffin empezó perdiendo sus dos primeros saques (3-0). Esa desventaja ya fue un obstáculo demasiado complicado, situación que supo administrar el suizo para apuntarse el 'tie-break' (7-3) y con ello el primer parcial.

   El segundo set siguió derroteros similares, con una rotura de servicio efectuada por Wawrinka en el tercer juego aunque sin consolidarse. El belga hizo lo propio justo a continuación, evitando que su oponente encarrilase la manga. El suizo pudo eludir otro 'tie-break' si en el undécimo juego hubiese convertido alguna de sus dos pelotas de quiebre favorables, pero Goffin aguantó esos arrebatos y forzó un segundo desempate.

   Dicho 'tie-break' estuvo caracterizado por las alternancias en el resultado, incluso con una bola de set en el casillero del belga (6-7). Sin embargo, Wawrinka demostró mayor entereza para voltear tal tesitura y anotarse la segunda muerta súbita (9-7), encauzando así el billete a la ronda de cuartos.

   Goffin no bajó los brazos en la tercera manga, donde en el quinto juego rompió el saque de su adversario para luego consolidarlo (2-4). Parecía que el encuentro tendría más de tres capítulos, pero el helvético se encargó de borrar cualquier esperanza del belga, gracias a cuatro juegos consecutivos (6-4) que sellaron el triunfo definitivo.

MURRAY SACA LA RABIA A TIEMPO

   Por su parte, Murray también certificó su acceso a la fase de los ocho mejores jugadores de Wimbledon. Lo consiguió venciendo al croata Ivo Karlovic por 7-6(7), 6-4, 5-7 y 6-4 tras un partido de tres horas y tres minutos de duración.

   Murray, número tres del ranking mundial y tercer favorito del certamen, alcanzó así los cuartos de final por octavo año consecutivo. Y es que el idilio del tenista escocés con el público londinense es evidente, jaleado por las gradas cuando se complica el partido de turno.

   En esta ocasión, la rabia salió a relucir después del tercer set, con Karlovic recortando la diferencia en el marcador y perturbando la tranquilidad de su rival. Lo había hecho ganando ese parcial al resto, en la primera vez que Murray cedía su saque durante todo el encuentro.

   En los 16 juegos anteriores sacando, el británico apenas había otorgado tres pelotas de 'break' al croata. Esa casi ausencia de sufrimiento hizo aún más sorprendente que Karlovic lograra quebrar el saque de Murray; pero lo hizo y además era una coyuntura peligrosa para el ídolo local.

   El de Dunblane se había adjudicado el set inaugural por 7-6 y tras un desempate (9-7), así como la siguiente manga por 6-4 gracias a una rotura en el primer juego. Pero aquello quedaba lejos y para el cuarto parcial haría falta todo su arsenal ofensivo y toda su paciencia defensiva.

   Bajo la atenta mirada de su madre, Judy Murray, el escocés recobró las buenas sensaciones y corroboró la victoria. Aunque no se vio hasta el séptimo juego, cuando el croata perdió su servicio y el británico consolidó la ruptura (5-3). Y con calma, el número tres del mundo certificó el triunfo y su billete.