Nadal se juega el último Masters Series de la temporada ante un espléndido Nalbandián

Actualizado 03/11/2007 22:08:45 CET

PARÍS, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

El tenista español Rafael Nadal, número dos del mundo, se enfrentará mañana al argentino David Nalbandián en busca de la conquista del París-Bercy, último Masters Series de la temporada, que medirá el excelente tenis del mallorquín, antes de la Copa Masters de Shanghai, y el espléndido momento de Nalbandián.

El sudamericano, que llega a la cita harto de moral tras sus victorias sobre Federer, Moyá, Ferrer y Gasquet, que fue la más sencilla de todas a pesar de ser en semifinales, desplegó durante todo el torneo un tenis impecable y sólo está refrendando su buen momento de forma tras alzarse con el Masters madrileño hace dos semanas.

En el otro lado de la pista se encontrará Rafa Nadal, que no brilló en París tanto como Nalbandián, pero que dejó pinceladas del mejor tenis, sobre todo de su garra y fortaleza cuando las cosas no pintaban del todo bien. El mejor ejemplo, las semifinales jugadas hoy ante Baghdatis, donde después de comenzar perdiendo, fue capaz de darle la vuelta al encuentro y apagar el fuego que el chipriota había provocado.

Tras un comienzo fulgurante, con 3-0 a su favor y rotura del saque del de Limassol, éste le endosó un parcial de 5-0, que le despojó de sus recursos y perdió la primera manga (6-4). A partir de ahí, Nadal reaccionó en la segunda, donde se redimió de sus principales errores y de su imprecisión desde el fondo de la pista.

Lo cierto es que a pesar de la reacción del manacorí, comenzó 3-1 abajo, pero tres juegos consecutivos le permitieron ponerse por delante y desesperar al chipriota que comprobó la dureza del mallorquín. Nadal, con 4-4 en el tanteador y teniendo su saque, tuvo que recurrir al 'deuce' para apuntarse el quinto juego y restar para anotarse el sexto y definitivo.

El español llevó el encuentro al tercer set donde fue muy superior a su rival, cada vez más agotado físicamente. La situación fue un calco del primer envite para Nadal que se plantó con 3-1 a su favor y el servicio de su lado. En esta ocasión, el mallorquín no lo desaprovechó y dejó a Baghdatis sin posibilidad de apelar al milagro.

GASQUET NO FUE RIVAL PARA NALBANDIÁN.

Baghdatis dio guerra a Nadal, y Nalbandián se fue fresco al vestuario después de una hora de encuentro ante el francés Richard Gasquet, que perdió sin complicar la vida en absoluto al argentino, muy solvente con su derecha, y buscando incluso un tenis exquisito excesivo en algunos momentos--, dadas las circunstancias y el marcador abultado a su favor.

Nalbandián golpeó a las primeras de cambio y rompió el saque de Gasquet nada más comenzar el encuentro. El tenis del argentino volvió a ser impecable y dio la sensación que le resultó más complicado su encuentro ante Ferrer en cuartos de final, o el de Roger Federer en tercera ronda.

Así, y tras apuntarse el primer set con un claro 6-2 y dos roturas de 'break', el segundo fue un paseo para Nalbandián, que se lo llevó por 6-4 con las mismas roturas. Finalmente y con posibilidad para cerrar el set con 5-2, Gasquet se animó y sumó dos juegos más, que sirvieron de poco, simplemente como toque de queda al tenis preciosista del argentino.

De esta forma, Nalbandián se enfrentará a Rafa Nadal, en un partido que reedita el vivido en los cuartos de final del Masters Series de Madrid y que dejó fuera al español. Será toda una reválida para el manacorí, que tendrá delante a un rival capaz de lo mejor tras derrotar, por partida doble en 11 días, al número uno del mundo, el suizo Roger Federer.

NADAL PODRÍA SER EL PRIMER ESPAÑOL EN GANARLO.

Nadal, que debutó en el París-Bercy esta semana, accede de nuevo a una final, y tratará mañana de cerrar la temporada con una victoria que sería histórica puesto que sólo Andre Agassi logró en la misma temporada alzarse con el torneo de la capital francesa y Roland Garros en 1999.

El de Manacor, que con su victoria sobre Baghdatis coló al maltrecho Gasquet en la Copa de maestros que ya está del todo configurada, sucede así a Sergi Casal como único español en acceder a la final del Masters Series parisino. El tenista catalán perdió el título en 1986 ante el gran Boris Becker por 6-4, 6-3 y 7-6.